Ciudad Futura: del batacazo por la Intendencia al riesgo de perder bancas | Punto Biz
  • Dólar Banco Nación $861.00
  • Contado con liqui $1071.46
  • Dólar MEP $1032.24
  • Dólar Turista $1377.60
  • Dólar Libre $1030.00
  • Dólar Banco Nación $861.00
  • Contado con liqui $1071.46
  • Dólar MEP $1032.24
  • Dólar Turista $1377.60
  • Dólar Libre $1030.00

Política

Camino a las generales

Ciudad Futura: del batacazo por la Intendencia al riesgo de perder bancas

Ciudad Futura: del batacazo por la Intendencia al riesgo de perder bancas
Ignacio Cagliero

Monteverde le ganó a Sukerman y tiene una chance para ir por la Intendencia, pero corre el riesgo de retroceder posiciones en el Concejo. 

Si las primarias rosarinas tuvieron un ganador inesperado ese fue Juan Monteverde. El referente de Ciudad Futura entabló un acuerdo con el peronismo que, a priori, parecía beneficiar más a los segundos que a los primeros. Pero ganó la interna y los sectores de la centro-izquierda, el progresismo y el peronismo se encolumnan detrás de su candidatura. El acuerdo conlleva la dificultad de trasladar los votos a la categoría concejal, donde la lista oficial quedó en manos del Movimiento Evita, mientras que Ciudad Futura juntó menos votos y pone tres bancas en juego. 

En Ciudad Futura hay un lema que vienen repitiendo desde el inicio de la campaña: “Si ganamos las primarias, ganamos las generales”. Y si la frase aparecía como un mantra motivacional para entusiasmar a algunos indecisos, los resultados de los comicios del 16 de julio demostraron que el espacio está convencido de su potencial electoral para gobernar la ciudad. En concreto, 77.461 rosarinos acompañaron la candidatura de Monteverde, logrando que se imponga a Roberto Sukerman en la interna del peronismo por más de 15 mil votos. 

Es cierto que en la suma por frentes, Unidos para Cambiar Santa Fe quedó por encima de Juntos Avancemos por una diferencia que ronda los 78 mil votos, una distancia larga para recortar. Y también es cierto que el intendente Pablo Javkin fue el más votado de la categoría. Pero en Ciudad Futura lo que entusiasma es otro dato: que el intendente cosechó apenas el 20% de los votos. Y eso, en una elección que quedará polarizada entre dos candidatos, no es algo menor. “Un 80% de los rosarinos quiere un cambio”, sostienen. 

Un análisis menos esperanzador para el espacio tiene que ver con los votos “a capturar”. Es que en estos comicios las candidaturas competitivas jugaron dentro de los dos grandes frentes. Pero además, de las listas que fueron por fuera de Unidos y Juntos Avancemos, la mayoría pareciera estar ideológicamente más cercana al actual intendente. La excepción podría ser el Frente de Izquierda, que entre sus dos listas consiguieron 8.931 votos. En una elección que se presume pareja, todo suma. 

En tanto, un indicador que tiene distintas lecturas es la baja participación electoral: apenas un 57% de los rosarinos habilitados para votar asistió a las urnas en las Paso. Si el ausentismo se interpreta como un síntoma de descontento con el rumbo actual de las cosas en la ciudad, pareciera difícil que esos votos puedan ir en masa hacia el oficialismo en las generales. Pero la realidad marca que el nivel de participación viene siendo bajo también en otras provincias. Eso hace más difícil prever cómo se moverá el electorado que se sume en las generales, pero está claro que la baja concurrencia es un dato que debe preocupar a la dirigencia en su conjunto. 

Concejales

En la categoría concejales, las lecturas toman otra tónica. Es que el acuerdo con el Movimiento Evita contemplaba la posibilidad de presentar listas de concejales propias por fuera de la alianza. La jugada tenía su explicación: el espacio pone tres de sus cinco bancas en juego. Si la apuesta a la Intendencia sale mal, la intención es no perder capital político y mantener un espacio desde el cual asentarse para seguir construyendo a futuro. 

En esa línea, Caren Tepp redondeó una elección aceptable: con 24.601 quedó como la cuarta candidata más votada, posicionando a Ciudad Futura como tercera fuerza detrás de los frentes Unidos y Juntos Avancemos. Los números sobraron para estar en las generales, pero no alcanzan para sostener los tres lugares en el Concejo. 

Es cierto que las probabilidades de crecimiento son muchas. En las generales de 2015 el espacio cosechó 87 mil votos en la categoría concejal, mientras que en las de 2019 el caudal de votos rondó los 78 mil sufragios. El espacio apuesta a lograr su cometido motorizando la  campaña de Monteverde a la par de la de Tepp, y considerando que la oferta electoral será más acotada por los espacios que no superaron el umbral de las primarias.

Previo a las Paso, se movieron como un espacio en conjunto con recorridas que incluían a los principales candidatos de la alianza y a las dos figuras que encabezaban las listas a concejales. Dado que la banca de Mariano Romero, al frente de la lista oficial “Rosario sin miedo”  pareciera estar asegurada por la propia inercia de votos peronistas, no sería desacertado foguear la lista propia con intención de fortalecer ese caudal de votos. 

Romero es  un joven militante barrial, cercano a Eduardo Toniolli. El dirigente logró imponerse en la interna de Juntos Avancemos con poco más de 15 mil votos que aportaron a los cerca de 70 mil sufragios conseguidos por el peronismo, en una categoría donde las principales listas hicieron una elección muy pareja.  

Todo parece indicar que Romero es el único de “Rosario sin miedo” con chances de conseguir una banca. Julieta Riquelme, la segunda en la lista, recién ocupa el lugar número cinco de la lista definitiva aplicado el sistema D’Hont. Hay que ver qué números cosecha el peronismo en las generales, pero en los últimos comicios no ha podido superar la barrera de los tres concejales electos. 

Ese panorama abre interrogantes. Uno es si los candidatos que asuman por “Rosario sin miedo” se ensamblarán  en el futuro al bloque Ciudad Futura o funcionarán como un “interbloque” que se mueve en conjunto ante determinadas circunstancias. Lo cierto es que, desde su irrupción en el Palacio Vasallo, Ciudad Futura mantuvo su independencia de otros espacios. Hay que ver si el debut como “coalición electoral” modifica esos planes; un escenario que seguramente variará en función de la cómo resulte la elección a la intendencia. 

Por lo pronto el espacio consiguió los objetivos propuestos en las primarias: se quedó con la interna del peronismo en la ciudad y peleará la intendencia mano a mano con Pablo Javkin. Queda ver si, en ese intento, el espacio logrará sortear el desafío de no perder  peso político en el Concejo. Al final del camino se podrá hacer el balance. 

 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Política

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?