La marca Miga Miga cambió de dueños pero no consigue volver a caminar | Punto Biz
  • Dólar Banco Nación $175.75
  • Dólar Turista $352.44
  • Dólar Libre $312
  • Dólar MEP $319.11
  • Contado con liqui $330.42
  • Riesgo País 2297
  • Dólar Banco Nación $175.75
  • Dólar Turista $352.44
  • Dólar Libre $312
  • Dólar MEP $319.11
  • Contado con liqui $330.42
  • Riesgo País 2297

Economía

Ya hubo un intento

La marca Miga Miga cambió de dueños pero no consigue volver a caminar

Patricio Dobal

Su planta está con el mantenimiento al día y hasta hubo intentos de venta. El plan de su actual propietario.

Del palo del negocio cárnico, Ricardo Juan Ostapchuk pensó que reflotar una firma con gran tradición en el rubro alimentos iba a ser una tarea sencilla, pero la cosa no resultó tan liviana. El empresario que hace casi dos años se hizo cargo de la emblemática Miga Miga reconoció su intención de lograr que la fábrica vuelva a producir sándwiches, aunque admitió que el futuro está estrechamente ligado al saneamiento definitivo de la compañía que adquirió con un concurso preventivo de acreedores a cuestas.

“Si todo va bien para finales de febrero estaríamos levantando el concurso y con esos números ya acomodados, quedarán por zanjar una decena de juicios laborales que son previos a nuestra irrupción en la firma. Pudimos acordar con la mitad de los empleados que habían iniciado acciones contra Miga Miga, pero con el resto se hace muy difícil acordar y ahí está la traba principal. Yo quiero reabrir tranquilo y sin deudas”, reconoce Ostapchuk, en diálogo con Punto biz. El hombre está ligado al negocio de la cría y faena de ganado y administra una cadena de carnicerías.

En 2021 ya hubo un amague y se intentó ensayar un esquema de reactivación de la planta que está con el mantenimiento al día. “Hubo conversaciones con potenciales gerenciadores y se llegó a planificar un plan para volver a poner en marcha una red de distribución, pero hasta que se normalice la situación económica del país yo no veo que sea viable poner en marcha una planta que solo funcione haciendo sandwiches”, indicó. Las negociaciones por el reflote incluyeron la posibilidad de encaminar un sistema de distribución atado incluso al reparto de golosinas, puntualmente el de los alfajores, para que la venta de un artículo sostenga la otra fuera de temporada, pero tampoco se llegó a un acuerdo con una marca local que fabrica la golosina y la sucumbió.

Miga Miga SRL fue fundada por Ramón Heredia en la década del ‘70, primero como casa de elaboración de sándwiches a la calle. La empresa viró luego a la fabricación de alimentos envasados al vacío, y llegó a ser líder en ese rubro. Por caso, llegó a proveer sándwiches de manera exclusiva a las tiendas de YPF y se metió hasta en los vuelos de Aerolíneas Argentinas formando parte del servicio de a bordo cuando la compañía de bandera estaba en manos privadas.

Pero el esplendor dio paso a una interna familiar que determinó primero la salida de Heredia, quien emigró hacia los Estados Unidos. El negocio quedó en manos de su ex esposa, Susana Beatriz Giménez, con el 90% de las tenencias de la empresa. Lo cierto es que un mix entre complicaciones en el mercado de los alimentos y una mala administración hicieron que Lucas Heredia, hijo del fundador, y quien finalmente quedó a cargo de la gerencia de la marca, no pudiera sacar a la firma de aguas turbulentas. Miga Miga SRL terminó con su concurso abierto en el Juzgado Civil y Comercial de la 13° Nominación de Rosario.

Una convocatoria de acreedores y con juicios laborales en marcha se encontró Ostapchuk cuando adquirió el activo y el pasivo de la sociedad en 2019. En ese momento la fábrica iba a pérdida y tenía una producción casi nula. “Decidimos hacer borrón y cuenta nueva, indemnizamos al personal y creímos que en 90 días íbamos a poder volver al ruedo bajo un plan de negocios novedoso, pero no fue fácil”, admitió.

“Si bien yo no tengo otras ocupaciones, persigo la firme convicción de reactivar la fábrica, pero se concretará cuando las condiciones sean acordes: cuentas saneadas y un contexto de mercado acorde”, agregó el matarife.

En los últimos meses Ostapchuk también tuvo propuestas de competidores para comprar la fábrica. “Estamos abiertos a una eventual venta, tampoco descartamos esa posibilidad”, indicó. Punto biz pudo confirmar que otras empresas del rubro de los sándwiches envasados estuvieron en conversaciones con el empresario para quedarse con la fábrica que está en Villa Gobernador Gálvez, aunque el acuerdo nunca se confirmó ante desavenencias por el precio que el actual titular pedía para desprenderse de la planta.
 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Economía

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?