Seguínos en:
Judiciales

Con información de proveedores

Los auditores forenses verificaron que Vicentin ocultó pasivos

(Por Juan Chiummiento) Compras de granos con precio a fijar no quedaban expuestas en el pasivo y así mostraban mejores resultados.

Los auditores forenses que rastrean las causas del default de Vicentin entregaron un nuevo informe al juez Lorenzini, en el que expusieron las maniobras contables por las que la empresa arrojaba tan buenos números previos al "estrés financiero". Concluyeron que la empresa no registraba en sus pasivos operaciones abiertas con precio a fijar, cuyos cierres debió afrontar en masa a partir de julio de 2019.

El texto ingresado al expediente lleva las firmas del estudio porteño Arnaud Iribarne y Asociados y la internacional Deloitte. Lo novedoso de esta actuación es que no evalúa lo que pasó a través de la información provista por la concursada  sino por la requerida a sus principales proveedores. Así, los auditores concluyen que "para los ejercicios 2017 y 2018, los montos declarados por los proveedores como granos con precio a fijar superaron ampliamente el pasivo granario informado por la Concursada".

Por ejemplo, en octubre de 2017 Vicentin informaba en su balance deudas comerciales por u$s6,5 M, mientras que los proveedores (respondieron 8 de los 20 consultados) manifestaron tener entonces un saldo de granos pendientes de fijar precio por u$s138,8 M. Lo mismo al año siguiente: la agroexportadora decía deber u$s32,4 M, pero el pasivo real ascendía a u$s75,5 M.

"Nada más con la información recibida de 8 de 20 proveedores (...) se observa con claridad que el pasivo expuesto en los cierres de octubre de 2017 y 2018 no estaría incluyendo la deuda por la compra-venta de granos con precio a fijar", afirma el documento, que avanza planteando que "aún no tenemos certeza si esas deudas con los proveedores granarios fueron efectivamente registradas, y en todo caso, en qué rubros (...) Lo que sí parece evidente, al menos con la información parcial recibida hasta el momento, es que no se encontraba expuesta en el pasivo".

Si los auditores mantienen el potencial es porque la concursada no terminó de entregar toda la información. Lo que plantean es lo mismo que ya sostuvieron varios actores que circunvalan el tema Vicentin. Los auditores se encargan de precisar que en los contratos a fijar no plantean una excepción a la regla general sobre que el adquirente "tiene un pasivo" con el vendedor. En un correo electrónico enviado por la agroexportadora a los firmantes, se les explicó que "si el contrato de compraventa es con precio a fijar, no se registra en la cuenta del proveedores sino hasta que éste fije precio".

Vale recordar que en el último informe trimestral que Vicentin presentó ante los acreedores internacionales (firmado por Roberto Gazze el 31 de julio de 2019), la empresa ostentaba un ratio de liquidez que en nada hacía prever la debacle. Diez días después, fueron las elecciones primarias en las que Alberto Fernández se impuso por amplio margen a Mauricio Macri. Lo que siguió a eso lo explican los propios auditores.

"Se han realizado diversas consultas a la Concursada sobre los aumentos de los pasivos comerciales -explican-, específicamente proveedores de materias primas. La respuesta dominante fue que, debido al resultado de las elecciones primarias realizadas en agosto del año 2019, recibieron un incremento sustancial de solicitudes de fijación de precio de sus proveedores, en razón de las incertidumbres relacionadas con eventuales cambios en la política cambiaria e impositiva". En efecto, según pudieron constatar, de agosto a octubre de 2019 las fijaciones de precio tuvieron un incremento del 121% respecto al mismo período del año anterior.

24.02.2021 10:56 | Fuente: Punto biz

Certificados SSL Argentina