Seguínos en:
Negocios

Nueva edición de la revista Punto biz

La medicina privada toma forma “low cost”

Habilitadas por el gobierno, prepagas ofrecen planes más básicos en prestaciones y a la vez más económicos para retener afiliados.

El negocio de la medicina prepaga se reconvierte con la salida al ruedo de planes “low cost” a través de los cuales las empresas intentan poner un dique de contención a la pérdida de afiliados por la caída del poder adquisitivo de los salarios y al mismo tiempo bajar costos de prestaciones que se dispararon por la inflación (salarios) y la devaluación (insumos y prácticas).

Conceptualmente, las prepagas se formaron para financiar el gasto en salud de los ciudadanos de poder adquisitivo medio alto y alto por los mejores servicios de administración que ofrecen frente a las obras sociales y, sobre todo, por cubrir las más altas y complejas prestaciones médicas junto con atención preferencial en los principales efectores de salud privados. Al mismo tiempo, se formó otro grupo para atender a segmentos medianos, básicamente trabajadores informales o que necesitaban una cobertura extra por estar en obras sociales que sólo ofrecían prestaciones mínimas.

La novedad es que ahora por el derrape de la economía, las empresas que apuntaban a segmentos medios bien parados están sacando planes “low cost” a la altura de los bolsillos más devaluados a low que pagar una cuota de prepaga se les hizo cuesta arriba. Los datos son contundentes: aproximadamente un millón de personas abandonaron su afiliación a prepagas en los últimos dos años.

Esta jugada es posible porque mediante un decreto del Poder Ejecutivo oficializado a mediados de enero, el gobierno dispuso la flexibilización del esquema legal vigente en materia de medicina prepaga, permitiendo que las empresas privadas de la salud puedan ofrecer planes que no garanticen el 100% del Programa Médico Obligatorio (PMO), según lo establecía hasta entonces la ley 26.682, y de esta manera habilitarlas a ofrecer paquetes que no cumplan necesariamente con todas las prestaciones básicas sino sólo con aquellas que el paciente precise o crea precisar.

Esta es la nota de tapa de la última edición de Punto biz, que además incluye la historia del caso “AFA vs. AFA”, cómo la cooperativa agrícola que le ganó la pulseada por la “marca” a la entidad madre del fútbol argentino.

En la sección Industria, cómo venderle a Vaca Muerta desde Santa Fe: la experiencia de dos pymes que hicieron buenos negocios. También viene una entrevista a Laurentino López Candioti, titular de La Rosalía el tambo que logró la certificación ecológica para exportar a la Unión Europea. Y por último, el run run llega picante, con todos los datos del round de alto impacto entre usina y tamberos.

Todo esto y mucho más en la nueva edición de Punto biz a la que podés acceder si te suscribís haciendo clic acá, enviando un mail a esta dirección o llamando al 5299960.

 

18.06.2019 06:00 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)