Seguínos en:
Agroindustria

La Liga Bio se institucionaliza

Biodiesel: provincias y empresas acuerdan ley para subir 50% el corte

(por Mariano Galíndez) Presentarán el proyecto al nuevo gobierno para cambiar la regulación actual, que Macri ahora quiere extender

Las provincias que integran la liga Bioenergética, espacio creado para la promoción del biodiesel y el bioetanol en Argentina, acordaron con las empresas del sector –tanto multinacionales como pymes- un proyecto de ley que, entienden, es superador a la normativa vigente y que se la presentarán a los gobernadores que asuman en diciembre para que lo impulsen en el Congreso nacional.

 

La semana pasada autoridades de las provincias que integran la liga (Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Salta, Santiago, Entre Ríos y Buenos Aires) se reunieron en Salta para definir aspectos políticos  sobre los términos del consenso arribado previamente con las cámaras empresarias y  quedaron para un próximo encuentro posterior a las elecciones nacionales de este domingo en el que aprobarán el texto final del proyecto de ley.  Con el documento en la mano, la idea es llevárselo a los gobernadores y legisladores nacionales que asuman en diciembre para que busquen su aprobación en el Congreso.

 

Ayer, la secretaria de Estado de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, explicó a punto biz los principales lineamientos del proyecto. En principio, resaltó que una diferencia fundamental es que se trata de un compendio normativo más denso que reduce el margen de interpretación que puede hacer el funcionario de turno, y que tanto dolores de cabeza trajo a las empresas pymes con el actual gobierno.  “Tiene un capítulo entero de definiciones. Y como está todo tan definido, su reglamentación tendría que ser rápida”, comentó.

 

En temas de fondo, la nueva normativa aumenta inmediatamente el corte obligatorio del biodiesel con el gasoil al 15%, una suba del 50% con el actual.  Y para el bioetanol se introduce un período de plazo para que se llegue a la convergencia con el corte que usa Brasil.

 

Pero además de aumentar el tamaño del mercado regulado (como se le dice a la venta a petroleras para el corte), institucionaliza un mercado voluntario como el del bio para el transporte urbano y la maquinaria agrícola. “Se generan condiciones comerciales no reguladas (ni en precio ni en cupo) para estos usos, que hoy no está reflejados en la normativa”, aclara la secretaria de Energía.

 

En el mercado regulado, se seguirá con la práctica de cupos como la actual, pero incorporando a la hora de repartir toneladas para la venta criterios de regionalidad y eficiencia de las empresas (por ejemplo menor impacto ambiental). Y sobre el precio, se seguirá usando una fórmula polinómica para fijarlo (costos  y margen razonable), pero cuyos parámetros no pueden ser tocado por funcionarios de turnos, como ocurre en la actualidad.

 

En el caso del biodiesel, también da lugar a las grandes productoras para que puedan volcar al mercado interno la producción que no puedan colocar en el externo, situación que la normativa actual no contempla por más que ocurre en la actualidad.

 

Finalmente, Geese contó que la Liga decidió avanzar en su institucionalización jurídica (hoy es un espacio político) por medio del armado de un fideicomiso al que las provincias y empresas se puedan sumar.

 

Sobre el anuncio que hizo el presidente Mauricio Macri de extender la normativa actual que vence en 2021, no dejó de llamar la atención habida cuenta de que siempre el gobierno se sintió incómodo con la normativa ya que no ocultó su preferencia por la desregulación. Además, del tono electoralista se la interpretó también como respuesta al pedido de grandes empresas que necesitan seguridad jurídica para invertir.

22.10.2019 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)