Seguínos en:
Judiciales

Y debe $150M por cheques en MAV

El default de la cerealera de Casanovas llega a $450M

(por Mariano Galindez) La empresa, que entró en convocatoria, asegura que ya está devolviendo en cuotas a acreedores con los que negoció plazos

Cereales del Sur (CDS), la empresa agropecuaria del agente de Bolsa rosarino Daniel Casanovas, acumula una deuda impaga de $450M, según la propia estimación que presentó en la tramitación del pedido de convocatoria de acreedores en la Justicia.

 

La jueza en lo civil y comercial de los tribunales provinciales en Rosario, Silvia Cicuto, declaró el pasado 29 de agosto la apertura de la convocatoria, y el 4 de septiembre se realizó el sorteo de la sindicatura, que quedó en manos de un estudio contable de Santa Fe. En las próximas horas la magistrada fijará el plazo para que comience la verificación de acreencias y la fecha en la que el síndico presentará el informe final con la deuda abriéndose luego el período de exclusividad de la negociación, que suele durar un año.

 

Casanovas contrató al estudio Russo y Asociados, que conduce Claudio Russo y que se puso como objetivo lograr una fuerte quita de $300M, una cifra más manejable ya que CDS tiene activos por $500M, entre campos (3.000 hectáreas propias) e instalaciones de acopio y crushing (u$s6M).

 

En paralelo a lo que ocurre por el andarivel judicial, Casanvoas está en activas negociaciones con todos sus acreedores a los que, según aseguran desde la empresa, les está empezando a devolver en cuotas (sin quitas) el dinero adeudado. Las negociaciones son individuales y en las conversaciones aseguran que tienen voluntad y capacidad de pago y, lo que es más importante, dijeron a punto biz que ya están pagando y devolviendo dinero.

 

El apuro por achicar el pasivo es que necesita tener activa la empresa agropecuaria, con base en Salta, porque desde ahí se generan los fondos para ir achicando el déficit. Según dicen, sus negocios agropecuarios generan ingresos semanales por $12M y –descontados los gastos operativos- de ese movimiento sacan para ir devolviendo en cuotas. Según cuentan, CDS está operativa y funcionando normalmente. Pero mientras el negocio cerealero es el que más cuesta acomodar por la desconfianza que generó con la ola de cheques sin fondos que libró a los chacareros, con la venta de ganado sí va generando ingresos. Precisamente, reorientó el negocio del feedlot empezando a prestar servicios de “hotelería” cuando antes era de capitalización por resultado.

 

Además del pasivo agropecuario, Daniel Casanovas extendió su default a las operaciones con cheques que realizó en su agencia de Bolsa llamada CGV. Allí tiene otros $150M en cheques cambiados en Bolsa garantizados con warrantas que no pagó. Precisamente, el Mercado Argentino de Valores (MAV) requirió formalmente que ejecuten esos warrants y ese proceso está en marcha. De esos $150M, unos $30M están en warrantas de la firma PTP, que ya se reunió con autoridades del MAV para llevarles tranquilidad de que los granos almacendos están. El resto están con warrants bajo custodia de la warrantera propia de Casanovas (Compañía Argentina de Warrants) y se dictó fecha para remate el proximo 27 de este mes. En Casanovas aseguran que los granos están en los silos, y el tema es delicado ya que de no estarlos sería un delito penal. Igual, su estrategia es llevar esos cheques a las convocatoria de CDS para no tener que perder los granos.

 

En tanto, Matba-Rofex y MAV decidieron suspender a CGV de las operaciones. En ambos mercados, es cierto, la firma no tiene operaciones pendientes. En tanto en Byma, que tampoco lo suspendió, sigue con algunos negocios abiertos en cauciones. 

 

11.09.2019 14:00 | Fuente: Mariano Galindez (punto biz)