• Dólar "Solidario" $171.24
  • Dólar Libre $185
  • Contado con liqui $172.58
  • CCL Libre $180.5
  • Dólar Bco Nación $103.5
  • Riesgo País $1512
  • Dólar "Solidario" $171.24
  • Dólar Libre $185
  • Contado con liqui $172.58
  • CCL Libre $180.5
  • Dólar Bco Nación $103.5
  • Riesgo País $1512

Agrobiz

Industria láctea

Santa Fe perdió una inversión de u$s1,5 M que se va para Córdoba

Patricio Dobal

Una negociación frustrada para reactivar instalaciones fue el detonante para que empresario decidiera mudar su plan de inversión.

En el último año y medio se intentaron hacer grandes esfuerzos, pero todo quedó en la nada. El plan para que una pyme del rubro lácteo pudiera instalarse en una planta que está cerrada y pertenece a La Serenísima en Rufino se fue al tacho y en su lugar la firma fichó cuatro lotes en la provincia de Córdoba donde finalmente avanzará con una inversión de u$s1,5 M.

El caso, más allá de los pormenores propios de una negociación en la que participaron desde la Municipalidad de Rufino, hasta la Secretaría de Lechería del Ministerio de la Producción de Santa Fe, expone el serio déficit de infraestructura de servicios que tiene el extremo sur de la provincia, hecho que termina ahuyentando los proyectos privados de desarrollo industrial. A la punta de la bota santafesina, por caso, no llega la red de gas natural que termina en Venado Tuerto.

“Fue una suma de cosas. Lo cierto es que el proyecto del acuerdo con La Serenísima se frustró por el poco interés de la empresa luego de muchas negociaciones en las que participamos nosotros que éramos la parte interesada, pero también el gobierno municipal y el provincial”, indicó Enrique Bianchi, dueño de la firma Parrilac, especialidad en la elaboración de quesos que comercializa con la marca Nonna Pía y que hoy tiene una planta en plena área céntrica de Rufino, que más tarde o más temprano deberá mudar.

Precisamente la necesidad del traslado debido al tipo de producción que se realiza en sector residencial fue el elemento que abrió la instancia de diálogo para intentar comprar o alquilar la planta enfriadora de La Serenísima que se cerró en 2017. “Hubo tratativas con la intendencia en las que se evaluaron dos emplazamientos alternativos pero no pudimos llegar a buen puerto, sobre todo por la carencia de servicios básicos como agua potable y energía, que no están cerca y la ausencia de suministro de gas natural para uso industrial que directamente no existe en toda la ciudad”, indicó Bianchi, en contacto con Punto biz.

Vale aclarar que Rufino, aunque tiene una red domiciliaria de distribución de gas, no está conectada a un gasoducto, por lo que el suministro se garantiza a partir de una planta que opera Litoral Gas y que recibe gas envasado periódicamente a través de camiones.

Inversión en Córdoba

“Frente a tantas dilaciones encontré una variante en territorio cordobés. Logré financiamiento local para adquirir cuatro lotes en el parque industrial de Laboulaye. El polígono fabril se habilitará para la inversión nuestra y la administración local se hará cargo de acercarnos la red de luz, gas y agua. Una realidad totalmente diferente a la Rufino”, mencionó el titular de Parrilac, sobre lo que le ofrecieron en la ciudad distante a 60 kilómetros de Rufino.

Lo cierto es que ya se avanzó en la adquisición de los terrenos y ahora se viene un ambicioso plan productivo en Laboulaye. “Es un desembolso de u$s1,5 M para una planta que tendrá 1.500 m2 totales. En el nuevo establecimiento se realizará la elaboración y el saladero y en Rufino va a permanecer la maduración y el trozado de los quesos”, manifestó el empresario que además se encargó de dejar en claro que “nuestro interés es permanecer en Rufino haciendo parte de la tarea productiva”.

Flojo de papeles

Más allá del plan de inversión, la planta de Parrilac en el centro de Rufino ha sido objeto de múltiples infracciones por parte de la Municipalidad de Rufino y Aguas Santafesinas. “Al día de hoy la planta no tiene habilitación municipal por las pésimas condiciones de mantenimiento en las que se encuentra”, explicó a Punto biz, Manuel Da Silveira, director de Asuntos Legales de la ciudad del sur santafesino.

“Ya le dijimos que la habilitación definitiva no se la podemos dar ya que el espacio fabril está enclavado en plena zona residencial. No obstante tampoco realiza tareas básicas como un correcto tratamiento de efluentes”, mencionó el funcionario. La planta de Parrilac en Rufino tiene 50 empleados y opera con 60.000 litros diarios de leche con los que produce diferentes tipos de quesos, aunque su fuerte está en la provoleta de pasta hilada que comercializa sobre todo en Capital Federal y Gran Buenos Aires.
 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Agrobiz

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?