• Dólar Banco Nación $885.50
  • Contado con liqui $1047.54
  • Dólar MEP $1005.46
  • Dólar Turista $1416.80
  • Dólar Libre $1005.00
  • Dólar Banco Nación $885.50
  • Contado con liqui $1047.54
  • Dólar MEP $1005.46
  • Dólar Turista $1416.80
  • Dólar Libre $1005.00

Agro

Análisis de Rosgan

El retraso en los precios deja chances para ingresar al mercado ganadero

El retraso en los precios deja chances para ingresar al mercado ganadero

Por Redacción

Desde la óptica del "medio vaso lleno" aseguran desde la Bolsa de Rosario que se puede aprovechar entrar al negocio.

El ritmo inflacionario continúa siendo un problema, a pesar de una ligera disminución en mayo. Esto está profundizando los desajustes generales de precios. La carne es especialmente sensible al poder adquisitivo de los asalariados, que se ve cada vez más erosionado, limitando así el aumento de los alimentos de este tipo.

Según las mediciones del IPCVA, en mayo el precio de la carne vacuna aumentó solo un 1,9%, en comparación con una inflación mensual del 7,8% según datos del INDEC. En términos interanuales, la tasa de inflación fue del 114%, mientras que el aumento en el precio de la carne vacuna fue del 70%.

Esto tiene un impacto directo en el aumento de los precios de la hacienda destinada a la faena. Según el IGMAG (Índice general del Mercado Agroganadero), en los últimos 12 meses, el precio de la hacienda destinada a la faena aumentó un 44%, menos de la mitad del aumento promedio de precios medido por el IPC. Si observamos la evolución de estos indicadores a largo plazo, vemos que el retraso en los precios de la carne y la hacienda en pie se ha agudizado desde el segundo semestre del año pasado. A pesar del intento de ajuste de precios que ocurrió entre febrero y marzo de este año, no fue suficiente para corregir completamente el retraso acumulado.

En los últimos 12 meses, el precio del novillo aumentó un 59%, los novillitos un 56%, las vaquillonas un 53% y las vacas, en promedio, registraron un aumento del 21% en comparación con el año anterior, mientras que la inflación alcanzó el 114%.

Es evidente que en un contexto de alta inflación como el actual, es natural observar este tipo de desajustes en los precios relativos, con períodos de retraso y correcciones bruscas. Además, en el sector ganadero, este año se suma otro factor importante que presiona los valores, que es la sobreoferta de hacienda debido a los meses de sequía. Esta alta oferta mantiene un suministro suficiente para el consumo, lo que aumenta aún más el retraso en los precios de la carne y la hacienda en general.

Si bien las categorías más afectadas por la sequía, como la vaca y el ternero, fueron las primeras en reflejar estos retrasos, con el tiempo esta situación comenzó a afectar al resto de las categorías, incluyendo de manera significativa a toda la reposición de vientres.

En particular, el precio de una vaquillona preñada ha experimentado un retraso aún mayor en comparación con la evolución del índice general de precios. Actualmente, según los valores reflejados en los remates, una vaquillona preñada tiene un valor de alrededor de 180 a 200 mil pesos, mientras que el año pasado superaba los 300 mil pesos en moneda de hoy. En los últimos 12 meses, el valor de reposición de una vaquillona preñada aumentó solo un 15%, casi la mitad del aumento registrado en la hacienda destinada a faena. Esto muestra la gravedad de la situación que enfrentaron los campos durante los meses de sequía.

Como se ha proyectado, el año 2024 estará marcado por una significativa escasez de animales en los campos, tanto debido al alto nivel de extracción a través de la faena como a una menor producción de terneros esperada para esta temporada. Esta escasez inevitablemente deberá corregirse mediante el ajuste de precios. Sin embargo, aún no está claro cuándo se producirá esta corrección. En medio de un clima pre-electoral y en un negocio donde las expectativas futuras son de gran importancia, es difícil anticipar con precisión el momento en que ocurrirá esta corrección.

No obstante, en un contexto climático más favorable, es probable que la expectativa de un cambio de escenario político tenga un impacto más fuerte que la escasez de hacienda en sí, lo que anticiparía la recuperación de los valores de la hacienda.

En resumen, el retraso en los valores actuales no debe dejar de considerarse como una excelente oportunidad para ingresar al negocio ganadero.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Agro

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?