Seguínos en:
Negocios

Del gueto a la integración

La fórmula Micropack 2020 para lidiar con competidores de Buenos Aires

Durante años se alambraron los territorios. Ahora se complementan. El mayorista rosarino armó un plan para vender en la metrópoli.  

 

El arroyo del Medio marcó una línea divisoria durante años para el negocio de la distribución mayorista de alimentos. Bonaerenses al sur, santafesinos al norte. El mayorista Yaguar quiso traspasar la raya en 2007 cuando construyó un edificio de 10 mil metros cuadrados sobre la Circunvalación de Rosario, pero un fuerte lobby encabezado por Lucio Di Santo, por entonces al frente del rosarino Micropack le cerró el paso. 

 

Trece años después y con cuatro crisis económicas de por medio, la estrategia del gueto le dejó el lugar a la de integración.La empresa rosarina quedó en manos de la segunda generación familiar -los dos hijos de Lucio- armó un plan de expansión que incluye abandonar marcas propias, sumar las de sus grandes competidores y proveer desde Rosario a clientes de la gran metrópoli.

 

La estrategia es el corolario de una negociación con las compañías líderes del rubro mayorista en Capital Federal y Gran Buenos Aires, que terminó definiendo nuevos términos de una “convivencia pacífica”. Los cambios se detectan a simple vista en las góndolas de las tres sucursales del mayorista rosarino. “Estamos distribuyendo algunos productos de Molto y Marolio, que son de Maxiconsumo”, explicó Néstro Rubicondi, gerente de relaciones institucionales de Micropack, en contacto con Punto Biz.

 

Así, el mayorista local se constituye en un nuevo canal de venta para productos propios de Víctor Fera, el hombre al frente de Maxiconsumo, que tiene un imparable poder de penetración en el conurbano. “Con la gente de otra gran cadena como Vital, el acuerdo fue el de no abrir salones de ventas Micropack en Buenos Aires”, mencionó Rubicondi, sobre el entendimiento al que llegaron con Eduardo Puchinki, otro peso pesado de la venta mayorista

 

Desde Micropack enfatizan que no se trata de poner rodilla en tierra ante los grandes jugadores metropolitanos. A cambio de canalizar productos de sus competidores, Micropack quedó “habilitado” para expandirse en Buenos Aires, no con locales de ventas pero si no un un ejército de vendedores a domicilio. “Adquirimos un inmueble de 350 metros cuadrados en Núñez que será nuestra base administrativa y domicilio fiscal y compramos una flota de 50 camiones”, indicó Rubicondi. En nuevo esquema incluyó el fichaje de Alberto Guida, que dejó su cargo en la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios, para comandar el desembarco de la empresa en Buenos Aires.

 

El hecho de poner un pie en el Amba es un plan gestado por Luciano y Lelio Di Santo, hijos del fundador de Micropack, que se quedaron con el negocio mayorista en una división que dejó en manos del padre el control del shopping Paso del Bosque, y los desarrollos inmobiliarios.

 

La nueva generación prescindió de las marcas propias Leyenda, Frontón y El Caudillo, y se desprendió del frigorífico Fricerd en Santa Fe que elaboraba los fiambres. “O te dedicas a la industria o a la distribución, optamos por profundizar el modelo de distribución”, completó Rubicondi.


 

19.10.2020 11:43 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina