Seguínos en:
Finanzas

Default, denuncias y polémica

Agentes de Bolsa toman distancia de los argumentos de Guardati Torti

(por Mariano Galíndez) El presidente de la cámara que los reúne opina sobre el uso de los saldos que quedan en las cuentas de los inversores

En el mercado de capitales siguen muy de cerca la polémica que se desató en torno al uso de los saldos líquidos de las cuentas de sus clientes que hizo la defaulteada sociedad de Bolsa Guardati Torti SA (GYT). Es que clientes de la agencia denunciaron en la Justicia la imposibilidad de acceder a ese dinero que estaba depositado en sus cuentas, al tiempo  que la propia Comisión Nacional de Valores (CNV) inició una investigación con derivaciones penales. Semejante acusación llamó la atención de ahorristas e inversores preocupados por el destino y la seguridad de los saldos diarios que les quedan por sus operaciones bursátiles en las cuentas de sus agentes. 

 

En GYT reconocen que esos saldos fueron usados para tapar otras urgencias que les provocó el default de Vicentin (un impago de u$s3.5M) con miras a recomponerlos con la venta de activos inmuebles y como defensa, sus abogados sostienen que CNV no prohíbe el uso de los saldos líquidos sino que el destino de ellos queda a libre disponibilidad del acuerdo de partes y que en ese caso no había prohibición alguna firmada.

 

Pero, ante la consulta de punto biz, el presidente de la Cámara de Agentes de Bolsa de Rosario, Ernesto Antuña, tomó distancia de los argumentos de GyT. Y tras aclarar que no puede emitir una opinión respecto al caso, especificó cómo es el uso de los saldos líquidos en la práctica diaria.

 

“Cuando el cliente abre una cuenta comitente con el agente, se establece un vínculo contractual con derechos y obligaciones a los fines de proteger al inversor y poner límites a la discrecionalidad del agente, y para eso la CNV establece dos modalidades operativas: la de "administración discrecional de cartera" o bien por "instrucciones específicas" del cliente. Pero los fondos líquidos de los clientes no pueden invertirse en cualquier cosa sino en valores negociables a nombre del cliente y respetando el perfil de riesgo del cliente”, enfatizó.

 

Y sumó que esos valores negociables tienen que ser líquidos, como una acción, una caución o un bono. "Lo más común es invertirlos en cauciones cortas. Pero sea cual sea el valor negociable la inversion siempres en cabeza o a nombre del titular de la cuenta", agregó. Y al explicar qué significa "el respeto al perfil de riesgo del cliente", ejemplificó que “a un pequeño ahorrista que en su vida sólo hizo depósitos a plazo fijo y ahora está invirtiendo en títulos de valor de una manera conservadora no se le pueden invertir sus saldos líquidos en derivados financieros de alto riesgo o comparle porcinos, hacienda vacuna o soja”.

 

En esa línea Antuña explicó que en las auditorías que hacen los Mercados y CNV a los agentes se exige que cuando haya clientes que terminen el día con saldos líquidos negativos, esos montos deben ser compensados con aportes de fondos propios de los agentes y no con los saldos positivos que sí tengan otros clientes de la empresa. “La CNV le exige segregar dichos activos separando los activos propios del agente de los activos de los comitentes”, insistió. “La Justicia seguramente evaluara el caso particular de GyT y se expedirá si hubo o no delito si entiende que hubo una intensión de uso fraudulento de los fondos.”, completó Antuña.

 

19.05.2020 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina