Negocios

En una zona muy transitada

Un proyecto inmobiliario la obligó a mudarse y hoy sigue dando pelea

Tuvo que reconvertir su clásico bodegón para salir adelante.

 

María Eugenia Cepeda tenía un local en la esquina de Mitre y 3 de Febrero que funcionaba a pleno. Toda la experiencia de haber trabajado en La Vendetta la volcó en “La Delfina”. Pero hace tres años le dijeron que se tenía que ir porque habían cerrado contrato para construir un edificio. Así nació “El Patio de Mitre”, una reconversión de su antiguo bodegón, pero a media cuadra.

No fue el Covid ni la crisis económica la que la dejaron sin local, sino que fue “la especulación inmobiliaria”. Durante 15 años alquiló en esa esquina, y si bien fue una decepción no poder renovar, encontró la fórmula para salir adelante y reiniciarse como gastronómica “y algo más”, contó a Punto Biz Cepeda.

La salida de su antiguo local “no fue sencilla”. Le avisaron con pocos meses de antelación que no le iban a renovar el contrato, porque allí iban a construir un edificio. Le dijeron que “no se preocupara” y que se quedara hasta que se pudiera mudar. Pero al ubicarse, a media cuadra, le cobraron la renta por todo el tiempo que estuvo “de más” buscando.

Así fue como comenzó con una nueva ilusión en calle Mitre 1229. Hoy, tres años después, habiendo atravesado la crisis económica y transitando la pandemia, Cepeda se centró en ofrecer “desayunos estupendos, brunch y meriendas riquísimas”.

El nuevo local es “muy luminoso y tiene capacidad para 120 personas”. También cuenta con un espacio techado donde realizan diversos eventos como cumpleaños, despedidas, fiestas infantiles, casamientos, entre otros. Aunque, “por la pandemia tuvimos que suspenderlas, por ahora”.

No solo eso. Además, reforzamos el servicio take away y la presencia en las aplicaciones como Rappi y Pedidos Ya, y les va muy bien porque la puntuación de las personas en las plataformas le dan un puntaje casi ideal de 4.7.

Al igual que la mayoría de los negocios, El Patio de Mitre también atravesó momentos turbulentos el año pasado. “Acumulamos deudas con la EPE –heredadas de años anteriores-” y con el confinamiento total “nos pusimos a vender tapabocas” porque todos los clientes que estaban vinculados a la noche cerraron, contó.

Sin embargo, la pandemia del coronavirus no los tumbó y salieron a flote con ideas innovadoras. Empezaron a implementar “regalos personalizados”. Cada persona pueda encargar “un desayuno, merienda, lo que gusten y agregarle un ‘extra’ como los delantales de MasterChef, que estamos haciendo y que son muy solicitados”, relató Cepeda.

En El Patio de Mitre le encontraron la vuelta para poder sortear todos los obstáculos. Desde tener que mudarse obligadamente a media cuadra, pasando por nuevo comienzo con deudas hasta surfear las restricciones de la pandemia.

Con vistas al futuro, la titular del negocio adelantó que hicieron reformas en el comercio para adaptarlo al protocolo Covid y explotarlo al máximo cuando la segunda ola pase. Mientras tanto, el servicio gastronómico es el fuerte y así lo indican las apps.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Negocios

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.