Seguínos en:
Judiciales

Fuera del negocio desde 2008

Al farmacéutico Daniel Peressotti le dictaron la quiebra por una deuda de $16.000

La cifra que lo llevó a la liquidación de su patrimonio parece irrisoria para alguien que lideró una de las más extensas cadena de farmacias a nivel local. Paralelamente, le rechazaron un pedido de concurso preventivo.

Si bien buscó la alternativa del concurso preventivo -posibilidad que la justicia descartó de plano- al controvertido farmacéutico Daniel Peressotti le dictaron la quiebra tras ignorar el pago de una deuda bancaria de poco más de $16.000. Se trata de una cifra irrisoria si se tiene en cuenta la estructura comercial que llegó a construir el hombre que hasta incluso fue candidato a gobernador, pero que hoy aparece insolvente. La resolución fue tomada por el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de la 18 Nominación, a cargo de la magistrada Susana Gueiler.

Los avatares alrededor del patrimonio de Peressotti en Tribunales comenzaron en 2012, cuando el empresario intentó que se determinara la apertura de una convocatoria de acreedores para ordenar su pasivo. Lo cierto es que el juez Marcelo Carlos Quaglia del Juzgado Civil 14 oportunamente planteó que por no poseer ya farmacias a su nombre no le cabía la posibilidad de acceder a esa variante aceptada para aquellos negocios que en funcionamiento enfrentan dificultades financieras. Tras el rechazo, vino una apelación de los abogados del farmacéutico y hace algunas semanas una decisión de la Sala Cuarta de la Cámara en lo Civil y Comercial de Rosario ratificó el fallo de primera instancia. Paralelamente, punto biz pudo saber que fue el Citibank quien le inició un pedido de quiebra por un rojo de alrededor de $16.200. Ese trámite avanzó y la jueza Gueiler terminó dictaminando la liquidación del patrimonio de Peressotti el 23 de mayo pasado.

Daniel Peressotti  en 2008 debió renunciar a su banca de concejal tras ser denunciado penalmente por maltrato a algunas de las trabajadoras de su farmacia, de ser condenado por dicha causa, y hasta incluso haber sido procesado por la justicia federal por vender medicamentos sin receta. Las deudas que contrajo incluso las blanquearon algunos de sus acreedores, tal el caso de Jorge Gezzi, dueño de Hiperfarm, una droguería porteña proveedora de la cadena de farmacias que también le inició un pedido de quiebra y que ante punto biz dijo que Peressotti era un “matón regional”.

El farmacéutico debe créditos laborales reclamados por sus ex empleados ingresados al fuero laboral desde 1996 hasta 2008, fecha en que oficialmente cerró la única farmacia de la cual él era propietario en Córdoba entre Corrientes y Entre Ríos. Vale aclarar que el resto de los locales que formaban parte de la cadena, si bien llevaban su apellido como marca comercial, operaban con habilitaciones bajo licencia de otro profesional que respondía en su nombre.

03.06.2014 07:00 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)