Seguínos en:
Política

Verano caliente en el ente

Una renuncia en el Enapro quedó en stand by pero resonó fuerte

(Por Juan Chiummiento) Duros cuestionamientos hacia la gestión anterior provocaron revuelos entre directores que pusieron su firma.

Tras la salida de Jorge Ugolini del Consejo Directivo del Ente Administrador Puerto Rosario (Enapro), que se hizo en términos normales y utilizando la tradicional enunciación de “por razones de índole particular”, una segunda renuncia hizo mucho ruido, aunque no llegó a plasmarse formalmente en los papeles. 

 

Fue el caso protagonizado por Graciela Altamonte de Alabarce, la directora de la panificadora La Cumbre que llegó a ocupar un sillón en el directorio postuladas por Cámara de Exportadores de la Bolsa de Comercio.  El paso al costado nunca llegó a ser tratado formalmente, pero no le faltó nada. Y si la sangre no llegó al río fue porque Altamonte y el del Enapro, Guillermo Miguel, mantienen una relación de amistad profunda desde hace más de 15 años. 

 

El clima se enrareció entre los directores del ente portuario porque Miguel le entró con los tapones de punta al ex titular Angel Elías, a quien acusó por el despilfarro de fondos, desmanejo de contratos y pérdida de documentación, entre otros cargos. Como los directores del Enapro son corresponsables de lo actuado, se tensionó la relación con directores que ya llevan varios años de mandato. Ugolini -un hombre de la Sociedad Rural-  se fue en silencio aduciendo razones particulares porque la pandemia lo tiene recluido en Corrientes y ya tiene un reemplazo asignado para asumir en su lugar.  

 

Pero distinto fue la actitud de Altamonte, que sin perder las formas le envió una misiva a Miguel con duras críticas a los manejos políticos de la actual oficialismo: “El giro que tomaron las acciones superan mi natural predisposición y alegría a compartir con mis pares una mirada superadora para mejorar aquello que redunde en beneficio de la actividad exportador”, planteó en un párrafo

 

En esa carta Altomonte habló de una “renuncia indeclinable” que en los hechos no se concretó, e hizo referencia a que “se han realizado cuestionamientos muy graves a la gestión anterior y los directores decidimos acompañar hasta llegar a (..) la Justicia, para el caso de tener que aclarar acciones de la gestión anterior”.

 

“La virulencia de los últimos meses me hicieron replantear si tiene sentido el esfuerzo, a la vez que echaron un manto de sospecha o incapacidad en los directores que acompañaron la gestión anterior”, había sostenido la empresaria, que no dejó de manifestar confianza “a los auditores externos (...) dado su buen nombre y trayectoria profesional”.

 

Altomonte incluso hizo pública su determinación. En su Linkedin figura que su mandato en el Enapro se extendió entre febrero de 2017 y diciembre de 2020.  Pero Punto biz pudo saber que la renuncia nunca se llegó a presentar y las partes fumaron la pipa de la paz, al menos hasta ahora. Y fue convocada a participar en la próxima reunión del Consejo Directivo. 

 

En ese encuentro también se tratará la incorporación de María Soledad Aramendi, actual vicepresidenta de la Sociedad Rural de Rosario, quien reemplazará a Jorge Ugolini como portavoz de los productores. 

 

13.02.2021 07:00 | Fuente: Punto biz

Certificados SSL Argentina