Seguínos en:
Negocios

Sin coronita

La pandemia se cobró su primera gran víctima en Bv. Oroño

Si bien ya venía mal, el parate por la pandemia fue un golpe de knock out.

La cadena de bares Queens ya venía mal. A fines del año pasado, una deuda de medio millón de pesos con un proveedor generó un pedido de quiebra a la firma Cuatromasuno SRL, responsable de la marca gastronómica Queens. En aquel entonces, la firma atravesaba un proceso de reestructuración después un año difícil -que incluyó el cierre del bar ubicado en la histórica casona de calle de Rioja e Italia- y resolvió el ingreso de nuevos socios para oxigenar el pasivo. Sin embargo, la cuarentena obligatoria por el brote de coronavirus significó un golpe de knock out para un bar que supo ganarse un lugar en la movida nocturna rosarina. 

 

Este sábado camiones de mudanza cargaron mobiliario del bar que hasta marzo pasado funcionó en la esquina de Oroño y Güemes; un mega pub que el grupo inauguró en 2016 y con que se metió en el territorio de dos peso pesado como Rock and Fellers y Johnny Be Good. La caída es la más grande hasta el momento desde el inicio de la pandemia, que ya se cobró otras víctimas en el rubro de la gastronomía como La Malteria del Siglo, la clásica chopería Blanco o la cervecería Blest, ésta última en el barrio de Pichincha.

 

La firma inició su actividad en 2010 en el espacio gastronómico de Italia y Rioja, imponiendo un estilo propio y rápidamente se convirtió en un clásico de la after office. Con ese impulso fueron ganando otros espacios y en menos de un lustro abrieron bocas en Puerto Norte, el Parque Urquiza (una concesión que se embarró bastante), la costanera central y el bulevar Oroño.

 

Las malas noticias comenzaron en 2017, cuando dejaron de operar el restó que tenían en las torres Nordlink, de gran atractivo por la presencia de grandes firmas que generan un movimiento aproximado de 2.500 personas por día. La decisión obedeció a una resolución del Consejo de Administración, que le otorgó el negocio a Marshall Catering.

 

Sobre finales del año pasado la empresa siguió achicando su estructura como consecuencia del cierre del local céntrico, lo cual según sus dueños tenía relación con que la zona ya no era tan atractiva y preferían concentrar su atención en los bares de Bulevar Oroño (Queens Boulevard) y el Parque Urquiza (Queens Deck).

 

En paralelo a ello comenzaron a aparecer problemas por cheques emitidos sin respaldo, situación que se prolongó desde septiembre de 2018 hasta agosto de 2019. En total, la firma emitió 105 cheques sin fondos, por un total de $5,8 M. A ello se suman dos deudas con entidades bancarias y financieras, catalogadas como con "alto riesgo de insolvencia" por el Banco Central.

 

Cansado de esperar por el pago de su acreencia, un proveedor decidió a fines del mes pasado presentarse ante la Justicia y solicitarle a Cuatromasuno SRL la quiebra. El pedido quedó radicado en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de la 7ma Nominación, a cargo de Marcelo Quiroga.

 

El año pasado ingresaron nuevos socios al grupo encabezado por Guido Orlandi -único dueño original desde el comienzo del emprendimiento-, con la premisa de inyectar "una profesionalización de la gestión". 

 

16.06.2020 12:50 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (6)

Certificados SSL Argentina