Seguínos en:
Gestión

Finanzas personales

Siete lecciones financieras que nos enseñará la crisis

Durante estos tiempos muchos se han encontrado sentados en casa preguntándose qué podría haberse hecho de manera diferente y cómo dejar que ese conocimiento mejore su futura toma de decisiones. Financieramente, esta crisis ha proporcionado una buena cantidad de enseñanzas que preferiríamos no haber aprendido de la manera difícil. Pero lo importante es avanzar más sabio y más decidido que nunca, con estas lecciones ya incorporadas:

 

1. El exceso de confianza conduce a malas decisiones financieras

No hace demasiado tiempo, muchos tomaban decisiones financieras como si nada pudiera cambiar: gastaban más, acumulaban deudas, hacían inversiones más riesgosas y ahorraban menos. Pero todo cambió y expuso la frágil casa financiera que habían construido. El exceso de confianza conduce a una mala toma de decisiones financieras y a ser demasiado agresivo en algunas áreas mientras se ignora otras. 

 

2. Todos necesitan un fondo de emergencia

Una emergencia financiera no es una cuestión de "si pasara”, sino de "cuándo pasará". Tener un fondo de emergencia adecuado puede ayudarte a superar los momentos en que los ingresos son bajos o inexistentes. En efecto, aquellos que tenían dinero reservado para una emergencia están más capacitados para capotear la tormenta actual. 

 

3. Desarrollar múltiples flujos de ingresos es más importante de lo que pensamos

Hay muchas razones por las cuales las personas buscan más fuentes de ingresos: pagar deudas, ahorrar para el futuro o incluso poder regalar más. Lo que la crisis nos ha enseñado es que las múltiples fuentes de ingresos no solo pueden ayudarnos a alcanzar nuestras metas financieras cuando los tiempos son buenos, sino que también pueden ayudarnos a superar los momentos en la economía va a la baja y los despidos son comunes. 

 

4. La deuda apesta

Para muchos de nosotros, los saldos de las tarjetas de crédito y los préstamos para automóviles reflejan un estilo de vida que en realidad no podemos permitirnos. Estamos construyendo una fachada de mentiras y, al final, encontramos una carga masiva de deudas. Durante tiempos financieros difíciles, la carga se siente aún más pesada: tnemos menos dinero para pagar las facturas y la acumulación de recargos e intereses hace que la deuda sea aún mayor. 

 

5. Ahorrar para la jubilación no es para los débiles de corazón

Durante los mercados alcistas, el exceso de confianza conduce a una mala toma de decisiones financieras. Durante los mercados bajistas, es el miedo el que mueve las piezas: tus emociones te piden que abandones tu estrategia de inversión y vendas todo. Debemos dejar que nuestro cerebro controle a nuestras emociones. Lo que conduce a una inversión jubilatoria exitosa es disciplina y una mentalidad a largo plazo. 

 

6. El margen financiero es clave

Para buscar fondos de emergencia, vivir libre de deudas y ahorrar para la jubilación, necesitamos tener un margen financiero. Vivir de mes a mes no nos llevará a eso. Tenemos que aprender a mantener nuestro nivel de vida existente mientras aumentan nuestros ingresos. No podemos permitir que el número en nuestro pago determine la cantidad que gastamos.

 

7. La generosidad cambia vidas

Hemos visto el impacto que actos de generosidad aparentemente pequeños pueden tener en nuestros vecinos y comunidad. Aunque con frecuencia lamentamos las compras pasadas, rara vez lamentamos la generosidad pasada y esta debería ser, por lo tanto, una prioridad financiera. 

 

 

20.05.2020 12:05 | Fuente: Entrepreneur

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina