Seguínos en:
Judiciales

Cooperativa y gremio al rojo vivo

Encarnizada batalla se libra por el poder que concentraba Herme Juárez

Aunque la empresa que lideraba sigue intervenida, el empresario y sindicalista volvió a sentarse en el sillón de mando.

El empresario y sindicalista Herme Juárez volvió al centro de la escena y en menos de una semana se recalentó el clima en un cordón Industrial ya de por sí convulsionado por la crisis de Vicentin.

 

Pocos días después de que el juez federal de Campana Adrián González Charvay le otorgará la excarcelación y mientras continúa procesado, Juárez visitó su viejo bunker, la sede de la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto General San Martín. Dijo que sólo se llegó a la entidad para "colaborar" con el interventor, pero todos los signos marcaron algo distinto.

 

Vale recordar que desde agosto, en el marco de la misma causa en donde “Vino Caliente” sigue procesado, la Justicia Federal intervino las dos entidades que comandaba desde hace más de 40 años: la cooperativa y el  Sindicato Unido de Portuarios Argentinos (Supa).

 

La cooperativa ya había entrado en ebullición durante las semanas previas. En enero sus socios denunciaron al interventor Juan José Schaer por supuestos abusos en su gestión: le achacaban la aprobación de un reglamento interno que violaba el estatuto y de operar a favor de las cerealeras multinacionales.

 

La presión ejercida contra Schaer generó que la Justicia lo reemplace en su cargo -se designó a Claudio Pascualino-, pero ratificó la continuidad de la intervención por al menos seis meses. La decisión salió a la luz esta misma semana, apenas unas horas después que Juárez recuperara su libertad.

 

Son por ahora inciertas las consecuencias de la decisión tomada por González Charvay, quien meses atrás se había excusado de seguir investigando la causa por estar fuera de su jurisdicción. La Cámara Federal de San Martín aún no decidió si el expediente continúa o no en el fuero federal de Rosario.

 

Vino caliente, zona ídem

Mientras tanto, en la delegación local del Sindicato Unido de Portuarios Argentinos (Supa) -el otro polo de poder que ostentó históricamente Juárez y también intervenido desde agosto último- la cosa no está mucho más tranquila.

 

Luego de denunciar amenazas contra su persona, el interventor del Supa Marcelo Urban logró que la Justicia le otorgara una custodia especial de Prefectura. Desde el entorno de Urban aseguran que Juárez quiere recuperar terreno, y muestran como prueba supuestos mensajes intimidantes que le enviaron tras dar a una empresa de transporte que sospechan pertenece al clan Juárez.

 

Urban había decidido comenzar a prestar ese servicio a través de móviles del propio sindicato y de otra firma local, lo que generó ataques contra dos vehículos, según documentó la gestión del Supa en la Justicia.

 

Según dijo el interventor, la relación del sindicato con la excluida firma Ben Hnos SA tenía ya más de 20 años, pero luego del procesamiento de Juárez pasó a tener su Cuit bloqueado. Ese fue el argumento para discontinuar un negocio que reportaba ingresos por $3 M mensuales.

 

 

07.02.2020 07:00 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina