Seguínos en:
Gestión

Por Daniel Colombo

Cómo lograr que el mercado te busque y se interese en trabajar contigo

¿Cuántas veces te pasó que buscabas un especialista en cierto tema, general y específico, y acudiste a Google para hallarlo? Miraste algunos links, exploraste los perfiles en LinkedIn de esas personas, y analizaste su reputación on-line, como un primer paso para formarte una idea acerca de si es la persona apropiada.

Aunque parezca lejano en muchos casos, así funciona el mundo de hoy: en base a recomendaciones y posicionamiento. Hoy nadie viene a golpearte la puerta para darte trabajo, así que, si te quedas sentado esperando, te extingues.

Las recomendaciones son, ni más ni menos, lo que haces cuando estás sugiriendo el nombre de alguien en una publicación en una red social, o pasando el dato a un colega; o buscando en tu agenda de contactos ese nombre específico. 

El posicionamiento es más complejo: requiere de una serie de pasos y de la construcción sostenida en el tiempo para que el universo de público al que diriges tu actividad te tenga en cuenta.

Hay personas que son excelentes en su desempeño profesional. Sin embargo, no las conoce casi nadie. Por esto pueden estar en niveles muy inferiores a su potencial y a su calidad de desempeño; y es justamente porque quizás necesiten trabajar en su posicionamiento.

Conviértete en alguien deseable para tu mercado

Te invito a profundizar en los seis aspectos que compartí más arriba, para que puedas diseñar tu plan de posicionamiento profesional y ponerlo en marcha de inmediato:

Tu Marca Personal

La marca personal es lo que hará que tu nombre y tu estilo estén impregnados de una serie de atributos diferentes a los del mercado. Para lograrlo necesitas construirla paulatinamente, paso a paso. No se trata sólo de una cuestión de imagen y de comunicarla, sino de descubrir esa huella propia que lleva tu impronta.

Tus diferenciales

Partiendo de lo anterior, necesitas encontrar qué te distingue y por qué las personas querrían trabajar contigo. Te invito a que trabajes lo suficiente en tu interior, por ejemplo, con un Coach Ejecutivo profesional o un Mentor, para que te asista en este proceso, ya que a veces tendemos a perder la visión objetiva de quienes somos y qué ofrecemos.

Tu propuesta de valor

Avanzando un paso más, necesitas establecer de qué manera agregas valor permanentemente. Se trata no sólo de llevar a la práctica tus diferenciales, sino de generar un impacto concreto y tangible en el público al que te diriges. El público es ese universo de personas, empresas y organizaciones que podrían contratarte y pagar por sus servicios y productos.

Tu Comunicación profesional para elevar tu visibilidad

Me asombra diariamente trabajar con profesionales y empresas que tienen totalmente descuidado este aspecto sumamente estratégico. Si no comunicas hacia dentro y hacia afuera, prácticamente no existes y perderás centenares de oportunidades disponibles.

Tus redes de contactos 

Si llegaste hasta aquí y te has desanimado un poco por todo lo que puedes considerar hacer, tengo una buena noticia: hay un capital con el que usualmente cuentas, y que pocas veces exploras: tu red de contactos.

Pide consejos en vez de pedir ayuda 

Otra sugerencia para lograr que el mercado se interese en trabajar contigo y te busque o encuentre, es que en vez de pedir ayuda, pidas consejos. Cuando vas a pedir ayuda, personas que no te conocen lo suficiente o que hace años que no ves pueden estar poco predispuestas a asistirte.

 

30.10.2019 13:00 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina