Seguínos en:
Política

Obra pública

Uocra se planta contra el cepo a las últimas licitaciones de Lifschitz

El equipo del gobernador electo notificó a constructores que pueden tener problemas para cobrar y pidió que no arranquen nuevas obras.

La Uocra convocó para hoy a una conferencia de prensa en la que se plantará contra el pedido del gobernador electo Omar Perotti de que no se inicien nuevas obras públicas que no tengan financiamiento asegurado. El sindicato que reúne a los obreros de la construcción teme por el impacto en las fuentes de trabajo, habida cuenta de que las obras públicas provinciales son las que están sosteniendo el empleo en el sector, tras la retirada de las licitaciones nacionales y la baja performance de la construcción privada en medio de la crisis financiera.

 

Conforme se acerca el cambio de mando en la Provincia, el equipo del gobernador electo Omar Perotti va ampliando los frentes de críticas al socialismo. Al desequilibrio por las cuentas públicas y el manejo del presupuesto 2020, ahora se sumó el tema de la obra pública. En una carta dirigida a las cámaras constructoras les pidieron abstenerse de participar en nuevas licitaciones.

 

"Conforme a la evolución de los recursos provinciales, no existe la posibilidad de poder afrontar futuros compromisos financieros para nuevas adjudicaciones", aseguran Rubén Michlig y Alcides Calvo, firmantes de la misiva dirigida a las delegaciones Rosario y Santa Fe de la Cámara Argentina de la Construcción.

 

El mensaje de los representantes del ex intendente rafaelino se dirige hacia uno de los puntos neurálgicos del gobierno de Miguel Lifschitz, que hizo de la obra pública una indudable marca de gestión.

 

Al menos en el último tiempo, tanto el gobernador como sus principales espadas políticas defendieron a capa y espada la sostenida inversión en obra pública como una de las claves que sostenía la actividad económica en la provincia. Un dato resulta clave: entre enero y junio de este año el gasto de capital se incrementó 5% en términos reales, frente una variación interanual del 1,4% de los gastos corrientes.

 

La carta de Michlig y Calvo es sin dudas un claro mensaje anticipatorio sobre lo que puede venir. "No se puede aplicar una política anticíclica sin financiamiento", dijo hace dos semanas Michlig a Punto biz, consultado sobre el rojo de las cuentas públicas. Todo indica que a menos que surjan nuevas fuentes de financiamiento, la obra pública tendrá un freno a partir del año próximo.

 

Dentro del paquete en danza se ubican tres megaobras que aún están en el medio del proceso licitatorio y que todo indica irán al freezer hasta nuevo aviso. La pavimentación de 173 kilómetros de rutas en el norte, la segunda etapa del acueducto Gran Rosario y la ampliación de la planta potabilizadora de Santa Fe. Las tres suman una inversión global de $9.000 M.

 

19.09.2019 05:35 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)