Seguínos en:
Política

Lifschitz la había ratificado

Salarios provinciales: Saglione abre el paraguas sobre la cláusula gatillo

El alivio en Ganancias y Monotributo le cuesta a Santa Fe $2.500 M de coparticipación.

El cierre de las cuentas fiscales gubernamentales pasó a estar en el centro de la atención, en un año sometido a la doble presión de los gastos electorales y la devaluación del peso seguida de mayor inflación. Aunque el gobernador Miguel Lifschitz ratificó hace pocos días atrás la voluntad de asegurar la continuidad de una cláusula gatillo que actualiza salarios del sector público en forma automática según del costo de vida del Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), ahora y con la calculadora en la mano su ministro de Hacienda, Gonzalo Saglione, abrió el paraguas y puso un manto de sombra sobre el cumplimiento de lo que prometió su jefe. 

 

La suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias y exención del impuesto al monotributo hasta fin de año significarán según Saglione una detracción de ingresos provinciales por $ 2.535 M. “Nos discutimos la correspondencia de las medidas pero lo cierto es que tienen un costo más alto para las provincias que para el gobierno nacional", enfatizó. También la quita de IVA sobre artículos de primera necesidad afectará los flujos de dinero de la coparticipación federal. 

 

Puertas hacia adentro, está la preocupación del gobernador electo Omar Perotti para que las cuentas públicas no cierren el año en rojo, y también está bajo estudio la posibilidad de utilizar recursos de la caja jubilatoria para financiar el déficit de municipios y comunas. Para completar el panorama, la Intendencia de Villa Constitución promueve una moratoria mientras que en Funes ya se discute un aumento de tasas del 80%. 


 

Saglione explicó que el gasto provincial es poco flexible a la baja: “Los cuatro grandes bloques que definen el grueso del gasto del gobierno son: salarios, jubilaciones, obra pública y transferencia a municipios y comunas, y no se pueden modificar porque al hacerlo se para el consumo".

 

"No se puede bajar los sueldos y tampoco no cumplir con el 82% móvil porque es contraproducente.  Además se debe mantener la obra pública que es fundamental para el progreso. A pesar de tener un déficit que es manejable, preferimos que no se paralice. Pensar el recorte como lo hizo el gobierno y bajarle recursos a municipios y comuna sería muy riesgoso. Viven una situación complicada y no se le puede soltar la mano”, explicó.

 

Respecto de la cláusula gatillo, Saglione recordó que "cuando se discutió la pauta salarial para este año, se planteó que sea un paliativo para los trabajadores por la constante inflación" pero que, además, había que tener en cuenta la evolución de los recursos de la provincia". En aquel momento no hubo un acuerdo en ese punto y se acordó reunirse en agosto para analizar el avance y si se deben realizar ajustes o no.

 

“Con la realidad que vivimos debe ser puesto en la mesa de discusión. Para que la cláusula gatillo sirva para los trabajadores pero que también hagan sostenible las finanzas provinciales. Nos sentaremos a hablar con los gremios para tratar de avanzar de la manera más responsable posible”, finalizó.

 

16.08.2019 14:26 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)