Seguínos en:
Salud

Para tener en cuenta

Cinco mitos sobre el ayuno que son falsos

El ayuno intermitente es un método que se ha revelado como una de las mejores opciones para cuidar la salud y controlar el peso. Estos son 5 mitos que se han derivado del reciente auge del ayuno intermitente:

Mito 1: Si practicas ayuno intermitente engordarás

Este mito ha quedado de sobra demostrado ya que el ayuno intermitente contribuye a la quema de grasa y es una de las mejores herramientas para adelgazar, no lo decimos nosotras sino la ciencia, amén también de todas sus bondades saludables para el organismo.

La creencia popular es que si dejas de comer el cuerpo entra en modo ahorro y no lograrás quemar calorías. Se ha demostrado que esto es un gran error ya que el cuerpo comenzaría un proceso llamado cetogénesis que lo que hace es utilizar la grasa almacenada para dar energía al organismo, es decir, te ayuda a adelgazar. Tampoco ralentizaría el metabolismo a no ser que se hagan ayunos prolongados, al igual que ocurre con las dietas hipocalóricas.

Mito 2: Vas a destruir músculo

En el ayuno intermitente el cuerpo hemos dicho que comienza a quemar grasa como combustible, quema grasa y no músculo como ocurre en otras dietas de adelgazamiento.

Marcos Vázquez autor de Fitness Revolucionario y experto en nutrición explica que “Cuando tu cuerpo ha consumido todos los aminoácidos en sangre y glucógeno almacenado, empieza a usar reservas de proteína, tus músculos, para convertirlas en glucosa (glucogénesis). Debes evitar ese proceso pero afortunadamente no ocurre en las primeras 24 horas de ayuno” Por lo que el ayuno intermitente retendría más masa muscular que una dieta de adelgazamiento tradicional hipocalórica, solo hay que ser consciente de los tiempos para no perder músculo.

Mito 3: Provoca bajadas de azúcar

Mucha gente se echa las manos a la cabeza cuando oye hablar de ayuno intermitente porque creen que para mantener la glucosa estable en sangre es necesario comer con frecuencia. Es lo que nos han trasladado los expertos desde hace décadas así que es normal pensarlo, sin embargo “cuando comes produces insulina para almacenar el exceso de glucosa y cuando ayunas produces glucagón para liberar glucosa almacenada” explica Vázquez. Esto lo que haría es mejorar la sensibilidad a la insulina, por lo que es una buenísima opción para regular el azúcar en sangre salvo para personas con hipoglucemia.

Mito 4: Te baja la energía y la atención

¿Cuántas veces hemos oído que si no desayunas no vas a rendir o te vas a marear? Cientos ¿verdad? Sin embargo el ayuno intermitente mejora el rendimiento y aporta energía gracias al proceso de autofagia que se genera en el cuerpo.

Los expertos aseguran que el ayuno renueva la vitalidad, aporta claridad mental y mucha energía.

Mito 5: Tendrás más hambre

Es cierto que hay un periodo de adaptación porque nuestro organismo no está acostumbrado a estar sin comer de manera casi constante (salvo durante las horas de sueño) y cualquier cambio necesita una transición. Sin embargo hay estudios que concluyen que aumentar la frecuencia de comidas incrementaría el hambre y no al contrario como se ha creído hasta ahora.

Si sigues una dieta saludable con menos ingestas diarias y sin hacer una restricción calórica estricta (comiendo grasas saludables, proteína y vegetales) y quedándote saciada, vas a poder hacer un ayuno sin pasar nada de hambre. Destierra estos mitos y haz la prueba, para los expertos y para la ciencia, el ayuno es una de las mejores formas de mejorar la salud y controlar el peso de manera efectiva.

09.08.2019 12:00 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)