Seguínos en:
Gestión

Para tener éxito

Ocho ejercicios para mantener la concentración

El sitio web Entrepreneur, publicó ocho ejercicios para mantener la concentración

1. Establece los tiempos óptimos para despertarte y dormirte.

La mayoría de las personas tenemos horarios predeterminados, establecidos con base en nuestros compromisos y responsabilidades, en las necesidades de nuestras familias y en los requerimientos del trabajo. En general, casi todos necesitamos ocho horas de sueño para trabajar a nuestra máxima capacidad. Tu rutina de sueño debería tener en cuenta todos estos factores.

2. Muévete.

Ya sean estiramientos de yoga, o subirte a la caminadora o salir a caminar, el hecho de levantarte y moverte es una gran forma de enfocar tu mente. De hecho, muchos estudios han demostrado que las partes del cerebro que controlan los pensamientos y la memoria son más grandes y están más desarrolladas en las personas que hacen ejercicio de forma regular.

3. Aviéntate al día

A menos que el temor de empezar tu día con una tarea colosal te salga peor y haga que concentrarte y empezar a trabajar sea aún más difícil. En ese caso, empieza tus mañanas logrando algo importante pero relativamente fácil. La idea es encontrar una forma de aventarte a tu día con una mentalidad productiva. Si tachar algunos pendientes fáciles de tu lista te motiva para empezar.

4. Usa preguntas que te orienten para seguir concentrado.

¿Qué es lo más importante que podría estar haciendo en este momento?¿Cómo podría hacer esto de manera más eficiente y rápida?¿Cuál sería la mejor forma de realizar esto? Estas simples preguntas son sumamente poderosas y puedes usarlas para recuperar tu concentración y mantener tu atención en las cosas que la necesitan.

5. Hazlo ahora mismo.

Por lo general, aparecen cosas pequeñas a lo largo del día, cosas que vamos dejando de lado porque estamos haciendo algo más. Si eso pequeño puede resolverse relativamente rápido, entonces no lo pospongas, simplemente hazlo en el momento en que aparece. Esto evita la procastinación y hace que nuestras listas de pendientes dejen de crecer y crecer con pequeñas tareas que eventualmente nos llevarán todo un día. Si haces estas pequeñas actividades conforme salen, te darás más tiempo para concentrarte en las cosas grandes e importantes.

6. Construye descansos mentales.

Nuestros cerebros solo son capaces de concentrarse en algo de manera continúa durante un periodo determinado de tiempo. Al tomarte pequeños descansos, idealmente cada hora, le das a tu mente la oportunidad de relajarse para que pueda volver a concentrarse. Un estudio analizó un fenómeno llamado “decremento de vigilancia” o la disminución de los “recursos de atención”. Esto puede ocurrir cuando empiezas a tener un mal desempeño en una tarea para la que te está costando trabajo concentrarte.

7. Reflexiona sobre lo que has logrado y cómo podrías mejorar.

Al final del día, date unos minutos para reflexionar. Pregúntate cosas que te ayudarán a evaluar tu desempeño y las cosas que podrías hacer mejor. Por ejemplo:

¿Qué logré hoy?
¿Logré todo lo que quería hacer?
¿Qué hice bien?
¿Qué errores cometí?

El objetivo es ver con claridad lo bien que estás haciendo tu trabajo.

8. Prepárate para mañana.

Este simple ritual te garantiza mejorar tu productividad al día siguiente. Tómate unos minutos al final del día y di en voz alta cuáles son tus objetivos para el siguiente, aquí tendrás también la oportunidad de pensar en el proceso que te llevará a lograr todo lo que quieres hacer.

28.06.2019 12:30 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina