Seguínos en:
Agromercados

Preocupa que se disparen corridas

Caída de Sebastián Grimaldi SA impacta en bancos, mutuales y corredoras

(por Mariano Galíndez) La novedad positiva para la empresa es que ayer reapareció el presidente de la firma, ausentado desde el viernes.

La grave crisis financiera que estalló este fin de semana en la corredora de granos Sebastián Grimaldi SA, portador de unos de los apellidos más ilustres de mercado cerealista, cargó de tensión a mutuales y bancos que la financiaban y también a otras casas del corretaje por el temor a que provoque corridas de productores apurados por fijar precios y ventas ante la mella en la confianza que se genera en la cadena comercial cuando ocurren derrapes de esta magnitud.

 

Luego de un viernes dramatico, en las oficinas de la empresa en Rosario y Leones esperan hoy una jornada intensa porque tienen muchos cheques girados que sus clientes, según ya les avisaron, buscarán devolver. Además, esperan recibir reclamos de productores para fijar precios y cobrar por mercadería ya entregada. La novedad positiva es que ayer reapareció el presidente de la firma Sebastián Grimaldi, quien está buscando desactivar acciones penales que le iban a hacer algunos clientes, pero reconociendo dificultades financieras para afrontar los compromisos.

 

Y el problema no sólo es cómo conseguir un enorme aporte de capital para hacer frente a los compromisos sino que tampoco tenían ayer el monto exacto que necesitan, cifra que descuentan es millonaria. Las últimas versiones, más ajustadas de las que trascendieron el sábado, lo estiman en torno a los $70M. Según los últimos datos oficiales, la firma tiene activos por $65M, un pasivo de $58M y en el último ejercicio cerrado tuvo ventas por $10 M y un resultado positivo de $2M. 

 

Pero la tensión también alcanza a los financistas de Sebastián Grimaldi SA por el temor de que haya cesación de pagos y vaya a convocatoria. La firma tomó $18M del sistema bancario, en condición 1. Los principales acreedores son BBVA ($4.8M), Santander ($3.5M) y Macro ($3.2M). También le prestaron Superville ($2.8M), Municipal de Rosario ($2.8M), Galicia ($660 mil) y Santa Fe ($447 mil). No tiene cheques rebotados.

 

Pero la casa de corretaje también está expuesta en mutuales, sobre todo una deuda en dólares con una mutual de calle Córdoba y Corrientes. La clave está en las garantías presentadas. Es más, hay mutuales que no sólo le prestaron sino que también tienen en sus cuentas por cobrar cheques de pago diferido firmados por Sebastián Grimaldi SA que les cambiaron a terceros que se los colocaron.

 

También hay exportadores muy atentos porque acordaron cartas de garantía por operaciones de compra de los granos al acopio Leones Agropecuaria (parte del grupo); una práctica habitual en la que los compradores adelantan pagos por mercadería que no fue entregada. Según versiones, Cargill estaría en ese lote.

 

Finalmente, en el mercado de granos hay mucha preocupación por el impacto en las corredoras medianas que, como Sebastián Grimaldi SA, apostaron a convertirse en corre-acopios, dejando así de ser intermediaros para ser compradores y vendedores al mismo tiempo. Es que una corrida sólo puede ser parada por corre-acopios con gran espalda financiera. Pero la mella en la confianza cliente-corredor cuando estos casos estallan también lastima a corredores que no están integrados a acopios, tanto en la relación con exportadores como con productores. Sobre todo, si este no es el último caso.

 

07.01.2019 06:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)