Seguínos en:
Emprendimientos

Ciencia que moviliza

Diseñó un vehículo para niños inválidos y busca producirlo a escala

El artefacto viene en tres modelos distintos y es el primero en ser desarrollado en el país.

Alejandro Bisi, bioingeniero e emprendedor teconológico diseñó un novedoso dispositivo: se trata de BipMov, un bipedestador motorizado que permite a niños con diferentes patologías que afecten sus miembros inferiores, poder transportarse de forma independiente y controlar el movimiento a través de un control remoto.

 

Hace más de un año que Bisi dedica su tiempo a este proyecto al que le denominó GiveMove y en el que trabaja junto a un equipo multidisciplinario compuesto por Daiana Romero, Nina Centurión, Facundo Cuestas, Marcos Bermúdez, Juan Pablo Varela y Gastón Gianre.

 

“Este emprendimiento lo empecé por una docente de mi carrera que tuvo a su hijo Facundo al que a los 18 meses le diagnosticaron una Atrofia Muscular Espinal, que es una enfermedad degenerativa. En ese momento desarrollé para Facu un primer prototipo de un bipedestador, que funciona como una estructura que lo mantiene erguido y mediante el cual puede transportarse y rehabilitarse”, contó Bisi a Punto Biz.

 

Luego de esa primera prueba, el bioingeniero continuó perfeccionando y desarrollando otros modelos, siempre pensando en la movilidad independiente de los chicos. Uno de ellos fue un autito a motor manejado con joystick, que también Facundo probó por primera vez. Al tiempo conoció a Brisa, una niña de la ciudad de Rosario con su misma patología, quien fue la primera en tener su propio bipedestador motorizado.

 

“Este dispositivo ayuda a la rehabilitación porque las personas con esta condición necesitan mantenerse paradas por lo menos una hora al día, para no empeorar su condición de salud”, detalló Bisi. Si bien en GiveMove vienen trabajando en el bipedestador eléctrico, la idea es comenzar a producir otros modelos como el autito motorizado, que ya fue puesto en práctica por Facundo y en el diseño y puesta en marcha de una silla motorizada que también se para y permite a la persona ponerse de pie cuando lo desean.

 

Sin dudas es una gran cantidad de trabajo y dedicación para un grupo reducido de personas que todavía no reciben una retribución económica a cambio pero están movilizados por el deseo de aportar soluciones prácticas a un problema al que durante años no se le presentaba una solución local.

 

“No hay nada en el mercado nacional como esto. Sí existen modelos de bipedestadores y sillas eléctricas producidos por emperesas extranjeras, pero con costos inaccesibles”, explicó Bissi y agregó que debido a la gran cantidad de pedidos que les llegan desde distintos puntos del país están realizando todos los trámites legales para poder lanzarse a producirlos en escala.

 

Por ahora, la única posibilidad de efectuarlos es con la figura de realización de dispositivos a medida ya que al ser un producto médico lleva certificaciones y no se puede salir al mercado a comercializarlo de forma masiva. Según Bisi, la demora burocrática es la que hoy limita el proyecto y su llegada a más hogares. Sin embargo, todas las acciones por parte del grupo apuntan a poder conseguirla pronto. Cuando esto suceda, las obras sociales podrán cubrir los gastos y así lograr un mayor acceso.

 

Alejandro recorre distintos puntos del país llevando el proyecto y buscando financiamento. Hace unos días, recibió el segundo premio en la Competencia de Planes de Negocio 2018, iniciativa organizada por distintas entidades, entre las que se encuentra el Gobierno de Santa Fe. También consiguió un apoyo significativo por parte de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de Entre Ríos.

 

 

 

28.11.2018 05:08 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)