Seguínos en:
Tendencias

Cómo vienen los festejos

Con presupuestos low cost, empresas le buscan la vuelta a las fiestas de fin de año

Eventos que ponen mucho el foco en la bebida, con caterings más austeros y sin tantos shows.

Ya sea para dar un cierre del año formal, o como forma de motivar y celebrar el trabajo de todo el personal, las fiestas de fin de año son un clásico en grandes empresas y pequeñas compañías. Una ocasión especial que no solo sirve para relajarse y pasar un momento de distención frente a las preocupaciones laborales diarias, sino también para marcar tendencias o aprovechar para hacer anuncios importantes.

 

De cualquier manera, son eventos difíciles de resignar y es por esto que, aun en momentos de estancamiento económico, cambian los esquemas y modalidades de festejo, pero los eventos corporativos siguen en pie.

 

Los organizadores y salones de fiesta coinciden en que los presupuestos se acotaron y los precios encarecidos, pero la mayoría afirmó que se buscaron estrategias nuevas para poder brindar ofertas más económicas y no perder clientes. Hay que remarcar que, si bien en algunos casos se dio una baja en el pedido de presupuestos con respecto al año pasado, una gran cantidad de empresas decidió volcarse a nuevas formas más relajadas o íntimas.

 

A la organizadora Marcela Clemente, varias empresas le expresaron que cuentan con menos capacidad de inversión que años anteriores. Clemente notó que grandes firmas, con varias sucursales a lo largo del país, decidieron hacer una importante fiesta en Buenos Aires e invitar a una parte del personal. Esta reducción en la cantidad de invitados también la vio en fiestas de pequeñas compañías.

 

Por otra parte, la gerenta de eventos del City Center, Laura Nistal, explicó que hubo una retracción de eventos en septiembre, por ser junto con agosto dos meses bastante problemáticos en términos económicos. Sin embargo, destacó que en octubre comenzaron a recuperar el volumen de clientes y que los esquemas de festejos tradicionales ya no son muy solicitados.

 

“Empresas que elegían fiestas convencionales, ahora prefieren hacer una reunión más informal en algunos de nuestros restaurantes temáticos, con musica en vivo, no tan enfocadas en la gastronomía sino más que nada en las bebidas, con variedad de tragos. Aunque aún hay un segmento de clientes nuestros más fidelizados que sigue eligiendo el coktail en la terraza, o un banquete formal”, expresó Nistal

 

Ariel Muccilli, de la casa de eventos y catering Familia Anabel, contó que desde el año pasado vienen experimentando un baja en los pedidos de fiestas y que todavía hay un segmento pequeño que elige celebraciones fuertes e importantes y otro que opta por los after office, de menor duración y más enfocados en las bebidas, con tragos y cervezas artesanales. De esta forma, Muccilli destacó que se prescinde de gastos extra como djs, animadores, shows, entre otros.

 

A su vez, el gerente de Anabel remarcó que hace una semana lanzaron una fecha especial de eventos comunitarios. De esta forma, aquellas empresas chicas pueden optar por compartir la jornada con otras dos de su misma caudal y ahorrar en los gastos. Muccilli agregó que ya han tenido contacto con siete clientes que están interesados en la oferta.

 

Para Pedro Etchandy, gerente del Ross Tower Hotel, la baja en los eventos no ha sido considerable aunque la rentabilidad ya no es la misma, debido al aumento en la mano de obra y en el precio de los productos. La estrategia que definieron es eficientizar los recursos, para seguir ofreciedo un servicio de calidad y accesible, sin traducir los aumentos al presupuesto final.

 

23.11.2018 04:08 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)