Seguínos en:
Salud

Arrancar con todas las pilas

Cuál es el desayuno ideal para tener energía todo el día

La comida más importante del día debe incluir todos los nutrientes y ser verdaderamente un “desayuno de reyes”

El desayuno es la comida más importante del día, asegurarse de que sea abundante y nos brinde todos los nutrientes necesarios para tener energía a lo largo de toda la jornada es indispensable; además ayuda a regular nuestro peso y mantenernos saludables. Por eso el desayuno marca la calidad de la alimentación de una persona.

 

Si queremos desayunar sano, lo primero que debemos tener en cuenta es que hay que hacerlo con calma. A su vez, es aconsejable cenar temprano (para despertarse con hambre), y dejar todo preparado la noche anterior para ahorrar tiempo que puede ser importante.

 

Lo ideal por la mañana es ingerir el 25 por ciento de las calorías diarias y consumir ingredientes de los tres grupos de alimentos como cereales, pan, frutas y lácteos. La doctora Karina Fucks, explica que "en invierno lo más recomendable es consumir cítricos como la naranja, la frutilla y el kiwi ya que aportan vitamina C y aceleran la recuperación de resfríos, el mango que contiene vitamina A y mejora la función de mucosas, bananas para el potasio y mucha fibra soluble".

 

Los carbohidratos y el azúcar deben estar presentes en el desayuno pero no en exceso. Para endulzar, el mejor aliado es la miel. Los panes con semillas aportan mucha fibra y no hay que olvidarse de la leche y el yogur para el calcio.

 

Si bien la alimentación matutina depende también de la actividad que realicemos durante el día (fundamentalmente si se realizará ejercicio físico), en cualquier caso, lo que jamás debe faltar son las frutas, ya que están llenas de vitaminas y minerales necesarios para tu salud.

 

El desayuno ideal debe tener:

Glucosa: es nuestro combustible. Ayuda al ejercicio físico y al trabajo intelectual. Está presente en la fruta, miel, azúcar, pan, arroz y pastas.

 

Aminoácidos esenciales: son las unidades químicas que constituyen las proteínas. Mientras que el cuerpo humano puede fabricar algunos por sí mismo, hay otros que no puede sintetizar en cantidades suficientes para satisfacer sus necesidades. Estos aminoácidos se llaman "esenciales" y están en los huevos, bananas, nueces, almendras, melón y cítricos.

 

Fósforo: es vital para la salud y el desgaste intelectual. Está en la yema del huevo, quesos, leche en polvo, almendras, avellanas y nueces.

 

Magnesio: refuerza las neuronas y relaja los músculos. Está en las almendras, avellanas, cereales completos y semillas de cacao.

 

Potasio: necesario para compensar el desgaste muscular y la actividad cerebral. Banana y tomate.

 

Complejo B: ayuda a la absorción de las vitaminas y se encuentra repartido en el hígado, las levaduras, el jamón y la levadura de cerveza.

 

Vitamina C: es necesaria para superar los complejos infecciosos, la regeneración de los tejidos conjuntivos y calcificación de huesos. Son ricos en vitamina C el kiwi, tomate, ananá, la frutilla y los cítricos.

 

 

(Fuente: La Nación)

06.12.2017 13:35 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)