Negocios

Diferentes opciones para arrancar un emprendimiento gastronómico personal

Por Redacción

Definitivamente ha sido un año muy complejo, atípico y cuesta arriba para todos, pero sin lugar a dudas, uno de los rubros que se llevo la peor parte, y así lo han manifestado en innumerables situaciones, ha sido el de los gastronómicos. 

Nadie que decidió invertir en un emprendimiento gastronómico podía prever lo que finalmente sucedió y los malabares que han tenido que sortear para seguir a flote. 

Sin embargo, este es un país con cultura de reinventarse, de encontrar la manera de que el esfuerzo se vea recompensado y para muchos fue una puesta prueba importante, pero de la que seguramente salieron fortalecidos. 

Adaptarse a las circunstancias ha sido necesario y en muchos casos, ponerse creativos los ha llevado a abrir nuevas líneas de negocio, como el mundo de la cocina, que seguramente no se hubieran explorado en la cotidianidad de la rutina a la que estábamos acostumbrados. 

Tal es el caso de los que han decidido reinventarse e incluso están pensando en abrir franquicias de sus ya instalados emprendimientos. 

Pero incluso para los que no han tenido que sobrellevar los vaivenes de la pandemia y ahora quieren iniciarse en algo diferente, la cocina siempre es una gran puerta para cumplir el sueño de tener el negocio propio. 

No es necesario, además, tener un gran local con tantos empleados, sino que lo bueno de la cocina y sus mil opciones, es que sólo se necesita de una mano entrenada en el arte culinario y mucha organización. Si estas dispuesto a tener tu propio emprendimiento gastronómico, aunque sea desde la intimidad de tu hogar, entonces no necesitas demasiado para conseguirlo. 

¿Cómo iniciar un emprendimiento gastronómico propio?

Seguro que esto te suena súper interesante y si alguna vez fantaseaste con la idea de tener tu negocio personal, tal vez el mundo de la cocina sea el que te abra las puertas.

Lo principal es que te guste cocinar, y además que sepas hacerlo. Si no es tu caso, existen muchísimos cursos de cocina que con pocas clases y muy fácilmente te van a dar al menos las primeras nociones para que te animes a empezar. 

Después será cuestión de ir viendo de todo lo que hay disponible, que es lo que mas te gusta o se adapta a lo que tenés en mente. Por ejemplo, hay cursos de cocina para todos los gustos, desde repostería, muy populares entre los que quieren tener un emprendimiento de tortas, por ejemplo, muy exitosos durante la pandemia, o los que buscan aprender a cocinar platos más sofisticados.

Otras de las cosas que funciona muy bien habitualmente es la cocina que ofrece servicio de viandas o comidas por porciones listas para consumir. Muchos locales a la calle ofrecen ya la comida preparada, para que los que pasan por allí encarguen y se lleven sin necesidad de tener que cocinar ni llevarse la vianda desde casa. Es una gran opción para ofrecer en zonas de alta densidad laboral

También podés pensar en un emprendimiento de comida para eventos de poca gente, y ahí las opciones se multiplican en la variedad que te imagines, ya que cuantas más opciones puedas ofrecer, más caudal de clientes vas a conseguir. 

Como habrás visto, todas estas propuestas de negocios propios ni siquiera incluyen la necesidad de tener un local, que muchas veces es lo que frena a los emprendedores a iniciar un nuevo negocio. 

Todas estas ideas pueden hacerse, como dijimos, desde casa y con poca gente, dependiendo del tipo de negocio que sea y de la cantidad de comida que necesites vender para cubrir tus costos y obtener ingresos significativos. 

Si querés además podes incluir al resto de los integrantes de la familia y convertir tu emprendimiento en un negocio familiar con todas las letras. Muchas veces suelen ser una opción súper interesante incluso para los más jóvenes de la casa que están buscando una salida laboral mientras están estudiando. Los cursos de cocina pueden ser un complemento perfecto que además les va a servir para siempre. 

¿Qué cosas debo tener en cuenta para empezar?

Lo más importante, sin dudas son las ganas y la determinación para hacerlo, ya con eso tenemos la mitad del camino allanado. Después lógicamente es entender que la cocina es un emprendimiento que necesita tiempo y espacio además de contar con las medidas sanitarias correspondientes

Por más de que quieras hacer algo super sencillo y casero, como puede ser un servicio de repostería para cumpleaños, es muy necesario que tengas el máximo cuidado higiénico y sanitario y que cuides la calidad de tus ingredientes para que el producto final este siempre impecable

Es muy importante saber elegir bien los proveedores, buscar precio y definir el menú que vas a realizar para optimizar los recursos y las cantidades de productos que vas a comprar. Es clave no desperdiciar dinero en compras innecesarias o que se pongan feas. Tengamos en cuenta que los productos alimenticios pueden echarse a perder con facilidad si no se utilizan dentro del periodo apto para el consumo

Si bien siempre vas a querer ofrecer productos elaborados con ingredientes frescos, también es muy importante para que no pierdas dinero en cosas que luego no vas a llegar a consumir. 

En un negocio gastronómico es súper importante aprender a planificar y a racionalizar los productos para que te rindan de la mejor manera para varios platos. Elegir comprar al por mayor también es fundamental siempre teniendo en cuenta no perder calidad, porque eso es lo que va a hacer que tus clientes te sigan eligiendo. 

Definir como vas a entregar tus productos 

Si hay algo que la pandemia nos ha dejado como secuela, es que ahora prácticamente todo pasa por la modalidad delivery, entonces a la hora de planificar tu negocio gastronómico, es muy importante definir como vas a entregar tus platos a tus clientes

Por supuesto, depende muchísimo del tipo de emprendimiento que tengas, si son tortas, por ejemplo, podes llevarlas directamente o contratar un servicio de remisería de confianza que las lleve. Tené en cuenta, que debes incluir el costo del traslado en el precio final para no perder plata. 

También podés ofrecer a los clientes retirar la mercadería por tu domicilio o tu local, si es que tenes uno, el famoso take away. 

La otra opción, es confiar en los servicios de mensajería o pedidos online, que ahora están tan de moda, y que por poca diferencia de plata que paga el consumidor, se ocupan de llevar y traer los pedidos de tus clientes.

Listo para empezar
Como veras no solamente se puede tener un emprendimiento gastronómico poniendo un local, si eso es lo que preferís, entonces vas a tener que agregar varias cosas a la lista para cumplir el sueño del negocio propio, básicamente conseguir un local que te guste y asegurarte que tenga las instalaciones aptas y preparadas para un negocio de comida. 

Deberás conseguir la habilitación y prepararlo para lo que quieras ofrecer, es decir, comprar mobiliario, vajilla, heladeras, hornos, etc. A manos que ya cuentes con todo eso y puedas arrancar directamente. 

Si por el contrario, querés hacer algo con esa pasión por la cocina sin tanta estructura, entonces esperamos que las ideas que te dimos te sirvan para dar los primeros pasos en tu próximo negocio gastronómico. 

 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Negocios

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?