Negocios

Tras cerrar en pandemia

Apostó a nueva fórmula para surfear la segunda ola

Creó una nueva unidad de negocio adaptada a los tiempos que corren. Ya piensa en replicarla. 

La crisis económica de la pandemia dejará en el mundo de los negocios un tendal de víctimas en el camino pero también un manual de enseñanzas para tratar de salir a flote. Así lo entendió Leo Santero, titular del clásico bar y restaurante El Gran Chopp, quien tuvo que bajar la persiana de uno de sus locales producto de los efectos del parate por el coronavirus y ahora sale al ruedo con un proyecto aggionardo a los tiempos que corren.

 

Si bien el delivery tomó fuerte impulso en los últimos años de la mano de la irrupción de las aplicaciones, la pandemia potenció el fenómeno a niveles altísimos. Aliado número 1 del sector gastronómico, tener aceitado un sistema de envíos a domicilio se volvió esencial para subsistir en uno de los rubros más golpeados por la crisis sanitaria. Santero, que ya tenía un fuerte desarrollo del delivery en sus restaurantes, decidió apostar a surfear la segunda ola abocado a un negocio 100% de envíos. 

 

“Al cerrar uno de los locales, tuve que generar otro comercio para sostener los puestos de trabajo, fue así que lanzamos un negocio exclusivo para delivery. Es una gran cocina dispuesta donde antes funcionaba un bar, preparada para despachar platos para cinco marcas distintas”, explicó a Punto biz Santero, sobre el proyecto que encaró tras el cierre de El Gran Chopp de Callao y Mendoza, cortando así con casi 20 años de oferta gastronómica en la esquina donde antes funcionó La Vendetta.

 

El Gran Chopp Delivery estará ubicado en la esquina Balcarce y Urquiza para atender pedidos que se realizan a través de las aplicaciones o WhastApp y vecinos del lugar que pueden pasar a retirar encargos. No habrá salón y ni atención al público en general. “Es un negocio pensado a partir de todo lo que nos enseñó este contexto, a trabajar cada vez más con el delivery. Nos obligó volvernos expertos en el funcionamiento del sistema, cómo hacer mejor la tarea de tomar pedidos y despacho. Para eso, hay que tecnificarse e invertir en armar un circuito, que es lo que hicimos”, describió el empresario.

 

En el lugar funciona un viejo cafetín y el local estaba en alquiler. Hace unos meses, Santero lo tomó y acondicionó el espacio para montar una cocina, que tiene como particularidad de contar con oferta específica para celíacos. El Gran Chopp Delivery es también una “dark kitchen” -muy de moda en estos tiempos- ya que allí se elaboran platos para cinco marcas gastronómicas distintas, presentes en las apps.

 

“Es la vuelta que le encontramos para salir adelante, siempre fuimos muy fuertes con el delivery, ahora tenemos la necesidad de serlo. La esquina fue estratégicamente buscada, porque es un punto de mucho consumo”, explicó Santero, que proyecta replicar el modelo de negocio “donde haya buena cantidad de demanda”, como zona Sur, Echesortu, Alberdi y Funes. “Es un negocio de bajo costo fijo y de alta rotación, pero el delivery es algo en lo que hay que especializarse”, apuntó.
 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Negocios

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.