• Dólar "Solidario" $171.24
  • Dólar Libre $185
  • Contado con liqui $172.58
  • CCL Libre $180.5
  • Dólar Bco Nación $103.5
  • Riesgo País $1512
  • Dólar "Solidario" $171.24
  • Dólar Libre $185
  • Contado con liqui $172.58
  • CCL Libre $180.5
  • Dólar Bco Nación $103.5
  • Riesgo País $1512

Gestión

Por Daniel Colombo

Cuatro rasgos de los buenos líderes para ser empáticos y lograr resultados

Por Redacción

Liderar es una de las funciones más importantes que una persona puede desarrollar frente a un equipo; sin embargo, los desafíos de poder hacerlo de manera apropiada son muchos y variados.

Es frecuente escuchar hablar a quien es dirigido diciendo que sienten excesiva presión o dureza por parte de sus superiores; y éstos, a su vez, los califican como que sin ese tipo de gestión los equipos no funcionan como ellos quisieran y las empresas necesitan.

Trabajando con líderes de distintas industrias he percibido que muchas veces confunden firmeza con dureza o rigidez, y son cosas distintas. Se puede ser empático con firmeza, aunque rara vez se alcanzará la empatía con rigidez.

Hay varias cosas para hacer al respecto, sobre todo en esta época del traspaso creciente del modelo del jefe típico, vertical y autoritario, a diversos estilos de liderazgo basados en valores de cercanía, colaboración y empatía.

4 dinámicas para desarrollar vínculos laborales asertivos

    Uno de esos desafíos es poder mensurar la forma en la que cada líder se vincula con las personas dentro de la organización, es decir, poder saber cuándo presionar y cuándo acompañar de manera que cada uno sepa que cuenta con ese apoyo, aunque también sea consciente de que se esperan resultados de cada uno de los integrantes, y esto es central para comprender la dinámica de las relaciones interpersonales en el trabajo.

    Aquí van estos 4 rasgos que aplican los buenos líderes para lograr resultados sin esfuerzos. Como observarás, saben ser amables, empáticos y poderosamente humanos, y también firmes, enfocados y determinados, todo en su medida apropiada:

    Rasgo N° 1: Acompañar y soltar

      Los buenos líderes saben que, para poder alcanzar los objetivos, se necesita ir junto a quienes van a buscar esos resultados y hacen que las cosas sucedan. Saber cómo acompañar y hasta dónde debe hacerlo, es una de las funciones estratégicas del líder.

      Habrá miembros del equipo que van a necesitar más orientación que otros, y saber reconocer lo que tú le puedes aportar a cada uno de ellos es clave para regular la buena inversión del tiempo y de los recursos que pongas a disposición para cada integrante.

      Rasgo N° 2: Dar un buen feedback permanentemente

        Algo que también caracteriza a los buenos líderes es que pueden modular el estilo en que dan una devolución en forma de feedback entregado a tiempo y en forma. No es lo mismo decir “hiciste todo mal” a decir “esto se puede mejorar y esto otro está bien ejecutado, aunque si lo haces así puede ser aún mejor porque…”. Y, mejor aún, es preguntar directamente: “Confío en ti: ¿Qué podrías hacer para que tu resultado sea notablemente superior?”

        Cuando se trata de dar feedback es necesario que lo hagas con: a) precisión en la información que quieres que quede en claro, b) consistente entre tu decir, hacer y sentir para que haya concordancia total; c) reconocer, felicitar y estimular antes y después, d) Y también ser flexible en la forma en que lo dices.

        La sugerencia es que logres ser explicativo, no impositivo, y utilizar la retroalimentación como puente hacia una conversación generativa para ambas partes.

        Rasgo N° 3: Señalar y ajustar

          Los señalamientos sobre las situaciones o acontecimientos que detectas como críticos para el desempeño del equipo van a permitir que las personas que trabajan contigo tomen conciencia de las oportunidades de aprendizaje y mejora.

          Los buenos líderes saben que hacer señalamientos oportunos evitan que se perpetúen errores en la ejecución de una tarea; en vez de eso, los toman a tiempo, y se esfuerzan en que las personas puedan reconocer que allí hay un nuevo aprendizaje que les va a permitir desarrollarse. Se trata de utilizar todo para crecer, aprender y avanzar.

          Marcar las mejoras implica tener firmeza y determinación, junto a la apertura y poder de escucha para recibir las sugerencias de la otra parte. Y aquí hay un aspecto sensible: la recepción de la información dependerá de qué tan amable hayas sido al dar tu visión, considerando las necesidades de tu interlocutor.

          Recuerda que el resultado de acción concreta de cada persona será directamente proporcional a tu nivel de empatía. Es decir, a baja empatía, pobres resultados; y con alta empatía, logros significativos.

          Rasgo N° 4: Marcar los tiempos

            Lograr resultados es una cuestión de tiempos. Aplazar, acortar o alargar los logros depende de las dinámicas que implementes hacia el interior del equipo. Cómo líder necesitas lograr que las cosas sucedan de la mejor forma posible que alguien pueda hacerlo, tomando tanto sus habilidades técnicas como sus habilidades emocionales para lograrlo.

            Muchas veces los plazos son pautados con antelación mediante la estrategia y planificación. Aunque también necesitas tener sensibilidad para ser lo suficientemente flexible y amable para considerar contratiempos que no hayan sido tenidos en cuenta en esa planificación inicial.

            Como observas, a partir de estos cuatro rasgos, complementarios entre sí, te das cuenta de que la amabilidad no es solo una cuestión de formas en el trato, sino que encierra una profunda diferencia con la imposición y la rigidez.

            En cambio, la firmeza es saber exigir cuando es necesario, contemplando las necesidades de la otra parte. Justo allí radica la diferencia con ser rígidos y trabajar con exigencia, versus la excelencia que aspiras a lograr. Y esto sí que es un camino superador para el desempeño de tu liderazgo de equipos.


            **Daniel Colombo: Facilitador y Máster Coach Ejecutivo especializado en alta gerencia, profesionales y equipos; mentor y comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 31 libros. LinkedIn Top Voice América Latina. Coach certificado Miembro de John Maxwell Team.

            CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

            Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
            Si estás acá es porque necesitás esta información.

            SUSCRIBITE

            Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

            Más info

            Lo que tenés que saber de Gestión

            Las más leidas

            Además

            La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

            ¿Querés recibir notificaciones de alertas?