Interés compuesto: ¿qué es y cómo aprovecharlo? | Punto Biz
  • Dólar Banco Nación $176
  • Dólar Turista $353.18
  • Dólar Libre $315
  • Dólar MEP $328.88
  • Contado con liqui $340.35
  • Riesgo País 2386
  • Dólar Banco Nación $176
  • Dólar Turista $353.18
  • Dólar Libre $315
  • Dólar MEP $328.88
  • Contado con liqui $340.35
  • Riesgo País 2386

Economía

Lo que tenés que saber

Interés compuesto: ¿qué es y cómo aprovecharlo?

¿Cómo sacar provecho del interés compuesto?
Por Redacción

Seguro hayas oído hablar del interés, pero ¿qué tanto sabes del interés compuesto? En esta nota te explicamos lo más importante.

Seguro hayas escuchado hablar múltiples veces del interés, en todo tipo de ocasiones: inversiones, préstamos, compras con tarjeta de crédito, etc. Aunque, ¿qué tanto sabes del interés compuesto?  

El interés es el precio del dinero, lo que tenemos que pagar por pedir prestada plata -o lo que nos pagan por prestar- durante determinado tiempo y en ciertos porcentajes. De este tipo de interés, el simple, se habla mucho porque es el más habitual. Sin embargo, existe otro tipo que puede sernos de gran provecho cuando invertimos: el interés compuesto. 

Pero, ¿de qué se trata, exactamente? En esta nota te lo explicamos y te damos algunos ejemplos de interés compuesto, para que veas que suena mucho más difícil de lo que realmente es. 

¿Qué es el interés compuesto? 

El interés compuesto es aquel que se va sumando al capital inicial durante una inversión, y sobre el que se van generando nuevos intereses. Es un verdadero efecto bola de nieve, ya que tiene un impacto multiplicador: los intereses producen más intereses, y cada vez mayores. 

Esta lógica de acumulación de rendimientos es una gran aliada en inversiones a largo plazo. Los intereses generados se van sumando período a período al capital inicial, pero también a los intereses ya generados con anterioridad. ¿Dónde está el truco? Que en el próximo período, el cálculo de intereses se hará sobre el capital base con el cual partiste más los intereses que ya haya generado la inversión. Por lo que estos son cada vez más cuantiosos.

Por ejemplo, si durante un bimestre invertiste $10.000 y generaste $500 de interés, el siguiente bimestre tu capital será de $10.500, y el cálculo de la tasa de interés se hará sobre este total. No hay que ser genios matemáticos para saber que el 5% de 10.500 es mayor que el 5% de 10.000, ¿no? No por nada se cuenta que Albert Einstein llegó a decir, en chiste, que este tipo de interés es la fuerza más poderosa del universo. 

La gran diferencia del interés compuesto con el interés simple -el más habitual y con el que tratamos a diario- es que este no acumula los intereses generados. Cuando hablamos de préstamos o pagos con tarjetas de crédito, ciertamente es el más conveniente; pero, si queremos hacer que nuestro dinero rinda más, el interés compuesto es la respuesta.

Características del interés compuesto 

- El capital inicial se incrementa con cada período gracias a la suma de los intereses anteriores.

- La tasa de interés se aplica sobre un capital inicial que va variando (de forma positiva).

- Los intereses aumentan en cada período gracias a las reinversiones.

¿Cómo sacar provecho del interés compuesto?

¿Cómo calcular el interés compuesto? 

Aunque no lo creas, no es difícil calcular cuánto te corresponderá en cada período de interés compuesto: una fórmula es todo lo que se necesita. 

Capital final = C0 x (1+Ti) ^t Donde:

- C0 es el capital inicial
- Ti es la tasa de interés anual
- t es el tiempo que dura la inversión

Antes de continuar, veamos un ejemplo. Supongamos que tienes $10.000 en un fondo de inversión, con un interés anual del 20%. Al pasar un año, tendrás $2.000 de intereses. Siguiendo la lógica del interés compuesto, tu capital inicial ahora es de $12.000; por lo que, pasado el segundo año, habrás ganado $2.400 más. Ahora, el capital con el que cuentas es de $14.400. Y el ciclo continúa de la misma forma. ¿Ves cómo va aumentando exponencialmente, sin mucho esfuerzo? 

Si aplicamos este ejemplo a la fórmula, tenemos: Capital final = 10.000 x (1 + 0,2/1) ^ 1 = 12.000 

Mientras que para el segundo año ya debería ser: Capital final = 12.000 x (1 + 0,2/1) ^ 1 = 14.400 

Esta fórmula es perfecta para ir previendo el aumento de capital, saber cuánto estás ahorrando y si la rentabilidad que obtenés es la que estabas esperando.   

¿Cómo sacar provecho del interés compuesto?

Como ves, el interés compuesto es una gran herramienta, siempre y cuando se trate de inversiones a largo plazo. Así que si tenés un plazo fijo o invertís en fondos comunes de inversión, considerar esta estrategia puede hacer que ganes algunos pesos más de los que habías considerado inicialmente. 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Economía

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?