El atraso tarifario es fuerte para los del Amba, en el interior es mucho menor | Punto Biz
  • Dólar Banco Nación $857.50
  • Contado con liqui $1111.53
  • Dólar MEP $1076.60
  • Dólar Turista $1372.00
  • Dólar Libre $1085.00
  • Dólar Banco Nación $857.50
  • Contado con liqui $1111.53
  • Dólar MEP $1076.60
  • Dólar Turista $1372.00
  • Dólar Libre $1085.00

Economía

Cómo impacta

El atraso tarifario es fuerte para los del Amba, en el interior es mucho menor

El atraso tarifario es fuerte para los del Amba, en el interior es mucho menor
Leonardo Piazza

Una medida que tomará el próximo gobierno, si quiere controlar la inflación, es sincerar los precios regulados.

Independientemente de quién gane las elecciones va a tener que abordar un plan anti-inflacionario serio. La agenda tiene cuatro pilares de los cuales los tres que más se hablansonla consistencia del plan de ajuste fiscal, la normalización del balance del Banco Central y la normalización del mercado cambiario. 

Para las normalizaciones del balance del Banco Central y del mercado cambiario es esencial que entren dólares a la Argentina. Sin dólares es imposible normalizar ambas instituciones económicas. Para que entren dólares es necesaria la consistencia del plan de ajuste fiscal para que sea creíble y genere confianza. Por eso, estos tres pilares están concatenados.

El cuarto pilar es la normalización de las tarifas de servicios públicos. El atraso tarifario en electricidad, nafta y transporte público no sólo que genera déficit fiscal (porque debe ser compensado con subsidios del Tesoro) sino que impide la recuperación de la inversión porque sin energía y transporte es muy difícil expandir la producción.

Aquí conviene entonces ver cuáles son los precios más retrasados y qué nivel de retraso presentan para tener una idea del sinceramiento que hace falta para normalizar los precios de los servicios públicos.

El atraso tarifario es fuerte para los del Amba, en el interior es mucho menor

El gráfico presenta los principales precios regulados que afectan directamente al público, ajustados por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec. Se compara el nivel real que presentan en setiembre del 2023 con respecto a diciembre del 2019, cuando asume el actual gobierno. Un detalle importante –que luego se explicará– es que estos datos corresponden sólo al Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba)

Como se ve, el dólar oficial no es el precio más atrasado. En términos reales tiene un retraso de 27% lo que significa que el dólar oficial debería tener un valor de $480 para tener el mismo valor que tenía en diciembre del 2019, cuando costaba $60 en términos nominales.

Las prepagas –según el Indec– tienen un retraso similar de 28% por lo que el aumento en el precio de las cuotas de las prepagas debería ser del 38% para que recuperen el nivel que tenían en diciembre del 2019. Cabe aclarar aquí que la medicina es cada vez más costosa por el avance de la tecnología médica por lo que tener cuotas del seguro privado de salud retrasado implica que los usuarios tienen que enfrentar mayor demora en ser atendidos o mayores copagos pagados directamente a los prestadores médicos.

Le sigue el precio de la nafta con un 30% de retraso y luego los más complicados son los precios del transporte público y de la electricidad y gas domiciliarios que presentan retrasos de 40% y 48%, respectivamente. Hay que hacer notar que un retraso de 40% y 48% significa que si el transporte urbano en Amba costaba 100 en diciembre del 2019, hoy cuesta 60, y si la cuenta de la luz en los hogares era de 100 en diciembre del 2019, hoy es de 52. 

Por lo tanto, el aumento que hay que aplicar para recuperar el nivel de diciembre del 2019 es de 67% (100 / 60 – 1) en el boleto de colectivo y tren urbano en el Amba y de 92% (100 / 52 – 1) en la cuenta de la luz en el Amba. Lo de la luz en el Amba es un verdadero “tarifazo”.

¿Por qué es importante aclarar que los datos anteriores pertenecen al Amba?

Porque si el próximo gobierno tiene que aplicar un “tarifazo” en el transporte urbano y la luz, los noticieros y los diarios nacionales van a bombardear a la población con grandes titulares denunciando el “tarifazo”. Pero en el interior del país la realidad es otra.

Para observar esta otra realidad sirve ver el gráfico a continuación que presenta el atraso en el precio de la nafta, el transporte público y la luz en el Amba comparado con la región pampeana, donde está incluida Santa Fe.

El atraso tarifario es fuerte para los del Amba, en el interior es mucho menor

La nafta y el transporte público presentan menor retraso en el interior que en el Amba. Ahora, en la cuenta de la luz, la región pampeana prácticamente no presenta atraso. Es una realidad totalmente diferente a la del Amba. En la región pampeana la boleta de la luz se fue ajustando con la inflación, en cambio, en el Amba sufrió varios congelamientos y pocos aumentos. Ahora, tienen un atraso considerable y el sinceramiento tarifario va a ser doloroso para el bolsillo.

La razón de estas diferencias es que la nafta siempre es un poco más cara en el interior que en el Amba . Son razones de distancia y escalas de ventas. Los casos del transporte urbano y la luz son distintos. Ambos servicios públicos son jurisdicción provincial, por lo tanto, son los gobiernos provinciales y municipales los que determinan el boleto de colectivo y la cuenta de la luz. En el caso de la luz, la generación y el transporte de alta tensión son jurisdicción nacional. La distribución domiciliaria corresponde a las empresas provinciales de electricidad y las cooperativas eléctricas en el interior.

En el Amba, el transporte urbano y la distribución eléctrica era de jurisdicción nacional, cuando Ciudad de Buenos Aires era la Capital Federal. En la reforma constitucional de 1994 se le da rango de ciudad autónoma a la Capital Federal, el cual es similar a rango provincial, pero todavía sigue pendiente la transferencia de la regulación y el financiamiento del transporte urbano y la distribución eléctrica a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a la Provincia de Buenos Aires por el Conurbano. 

Entonces, lo que termina sucediendo es que los políticos nacionales hacen populismo en favor de porteños y conurbanenses congelándoles las tarifas de colectivo y tren urbano y de luz. En un principio, otorgan subsidios –con fondos nacionales– a las empresas del Amba de colectivo y tren y a Edenor y Edesur, para compensarles el congelamiento. Cuando el subsidio se vuelve impagable viene el “tarifazo”.

Los del interior tenemos que estar soportando, primero –pagando impuestos nacionales– subsidios en el Amba , y luego las quejas y las protestas de porteños y conurbanenses cuando le sinceran las tarifas, que en el interior no nos congelaron o nos congelaron menos (como es el caso del transporte público).


 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Economía

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?