• Dólar Banco Nación $142
  • Dólar tarjeta $249.52
  • Dólar Libre $293
  • Dólar MEP $287.11
  • Contado con liqui $296.48
  • Riesgo País 2446
  • Dólar Banco Nación $142
  • Dólar tarjeta $249.52
  • Dólar Libre $293
  • Dólar MEP $287.11
  • Contado con liqui $296.48
  • Riesgo País 2446

Agro

Rápido como una mosca

Biotech rosarina salta del laboratorio a la planta industrial

Patricio Dobal

Convierten residuo cervecero en productos de alto impacto para la nutrición animal.

Nacidos en 2019 cuando advirtieron que se podía aprovechar el bagazo cervecero que se descarta en la fabricación de la bebida, los rosarinos de Mosquita Feed trabajan a full en el escalado industrial del proceso en el que vienen desarrollando mucha experiencia. La firma convierte dicho residuo orgánico, que no tiene casi nada de valor, en productos de alto impacto para la nutrición animal. ¿Cómo lo logran? Alimentando larvas de mosca soldado negro, un insecto del tamaño de una avispa que procesan luego para hacer harina y aceite.

Lo cierto es que en su afán de saltar del laboratorio a la planta industrial acaban de recibir $6 M en el marco del programa Emprende EBT que entrega la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación (Asactei) y que se suma a los fondos propios que están empleando para terminar de equipar la sede propia que montaron en la zona de Circunvalación y Presidente Perón sobre un lote de media hectárea donde tienen 300 m2 cubiertos.

“Con la ayuda del subsidio podremos profundizar el automatizado de los procesos tanto industriales como biológicos ya que estamos trabajando con inteligencia artificial”, describió Juan Ubieta, CEO de Mosquita Feed. El joven tiene apenas 24 años y es egresado de la carrera de administración de empresas de la Universidad Austral. El equipo está integrado por ocho profesionales entre los que se encuentra en la pata científica Andrés Sciara, decano de la Facultad de Ciencias Bioquímicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

El plan de la startup es por un lado es comercializar la harina y el aceite de insectos, además de otro subproducto que puede ser empleado para la producción de biogás o para fertilizante, pero también permitir la construcción de fábricas modulares que puedan anexarse a las usinas cerveceras para aprovechar el bagazo de manera directa.

“Lo que hacemos básicamente es criar las moscas, ponen huevos, se crean las larvas y son ellas las que se alimentan de manera muy eficiente del bagazo cervecero y transforman así el desecho en proteínas de alto valor. Llegando a determinado punto, las larvas pasan al área de procesamiento donde se obtienen los tres productos finales”, repasó Ubieta, en contacto con Punto biz.

La novel compañía además está dentro en Xerendip, una red que conecta científicos con emprendedores de negocios con el objetivo de crear empresas estables de base tecnológica. “Si bien la proteína de las moscas soldado negro se emplean mucho en Estados Unidos y Europa, no existe antecedente sobre mecanismos como el nuestro que empleeen los residuos de la industria cervecera, ahí somos disrruptivos”, indicó el desarollador.

El plan de la firma es antes de fin de año tener terminado el esquema industrial que permitirá procesar 3.600 toneladas de bagazo cervecero al año.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Agro

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?