Agrobiz

Implementos agrícolas

A pyme metalúrgica la sorprendió la demanda y avanza con inversiones

Para ajustarse al régimen de encargues tuvo que ampliar un 20% su plantel de personal y ya piensa en agrandarse.

El viento de cola que experimenta  la industria metalúrgica asociada al agro no distingue a grandes compañas de pequeños talleres. Lo cierto es que a las firmas con menor envergadura, el crecimiento de la demanda que se mantiene desde mediados del año pasado en algunos casos las obligó a redefinir estructuras sobre la marcha, sin casi tiempo a prever semejante impulso. Algo así ocurrió con Fiber K Industrial SA, que con base en Firmat incrementó su plantel de personal en un 20%.

“Siempre es una muy buena noticia que se activen las ventas. En lo que va del año ya llevamos 40 máquinas vendidas cuando el año pasado lo terminamos con 60 equipos nuevos en la calle. El 2021 pinta muy bien y nos estamos adaptamos a la curva de la demanda”, indicó Leonor Aramburu, una de las socias de la empresa que fabrica embolsadoras y extractoras de silobolsa, monotolvas, acoplados, sinfines elevadores y otros implementos de uso rural

La pyme nació en 2004 y viene experimentando un crecimiento sostenido que se dio antes de la irrupción de la pandemia. “El 2018 fue un año muy complicado, pero desde el ciclo siguiente crecimos un 50% en la facturación y el ascenso se incrementó aún más en el 2020 cuando todos pensábamos que la pandemia nos iba a dejar por el piso”, mencionó la empresaria, en contacto con Punto biz.

“Producto de los requerimientos de mayor volumen de mercadería iniciamos un plan para ampliar el plantel de empleados que creció en un 20% y encaramos una serie de inversiones fundamentales para afrontar los encargues”, sumó Aramburu sobre el camino recorrido en el segundo semestre del 2020.

El desembolso se orientó en la adquisición de maquinaria estratégica. “Compresores, equipos soldadura, máquinas de corte, además de estoquearse fuerte en insumos ya que enfrentamos el desabastecimientos de materiales fundamentales para la fabricación”, expuso la socia de la pyme que nació en 2004.

“Es una dificultad que enfrentan casi todos los jugadores del sector de las agromáquinas. Desde la chapa a las cubiertas, pasando por las llantas, rodamientos, caños, el grueso de los proveedores tienen dificultades de entrega y eso complica la planificación de nuestra producción. Hoy para que una máquina salga de la línea tenemos unos tres meses de espera”, precisó.

Con vistas a lo que queda del 2021, los titulares de Fiber K Industrial SA ya apuestan a los proyectos que tenían congelados. “El complejo fabril quedó dentro del ejido urbano y hoy la ampliación dentro del perímetro que tenemos es compleja, sin embargo hay chances de poder levantar una nave de pintura para moverla del lugar donde actualmente la tenemos, es parte de lo que está en carpeta”, finalizó Aramburu.
 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Agrobiz

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.