• Dólar Banco Nación $892.50
  • Contado con liqui $1054.07
  • Dólar MEP $1015.54
  • Dólar Turista $1428.00
  • Dólar Libre $1035.00
  • Dólar Banco Nación $892.50
  • Contado con liqui $1054.07
  • Dólar MEP $1015.54
  • Dólar Turista $1428.00
  • Dólar Libre $1035.00

Política

Política provincial

Guerra al narco: un respaldo que llega como caído del cielo

Guerra al narco: un respaldo que llega como caído del cielo
Mauro Aguilar

Queda claro que el problema de Rosario no se resolverá solo con plegarias, pero el gobernador Pullaro apuesta a que se involucre el Papa. 

La estatura de la crisis que vive Rosario en materia de seguridad se podría mensurar de distintos modos. Uno posible: que un líder espiritual, la cabeza visible de una institución que representa a 1.400 millones de fieles, el hombre que participa de audiencias con los hombres más poderosos del planeta, se involucre con la cuestión, elabore una misiva de dos carillas y se tome siete minutos de su apretada agenda para difundir, a través de las vías formales de difusión con las que cuenta su organización, un mensaje directo a la ciudad. El Papa Francisco lo ha hecho esta semana. 

No es la primera vez que se refiere a los estragos que la violencia provoca en Rosario. Una aproximación semejante elaboró en 2014, luego de que una turba de vecinos matara a golpes a David Moreira, un joven de apenas 18 años involucrado en un asalto. Insistió el Sumo Pontífice en diciembre de 2022 al grabar un video para la arquidiócesis local en el que habló de la violencia que azotaba “por todos lados”, particularmente “producida por el narcotráfico”. Se atrevió, incluso, a internarse en datos de la estadística más escalofriantes: puntualizó los 240 homicidios cometidos durante aquel año.

El impacto de lo que sucede en Rosario es de tal calibre, es además tan recurrente, que el líder espiritual de la iglesia católica se involucró, esta vez, con un señalamiento directo. Habló de “complicidades” de sectores del poder político, policial, judicial, económico y financiero, sin los que no resultaría posible, dijo, “llegar a la situación en la que se encuentra la ciudad de Rosario”.

El Papa es un personaje que no rehúye a los mensajes políticos. Incluso, que puede involucrarse –con la elegancia y los modos que le impone su cargo– en la política partidaria. Lo ha hecho aprovechando gestos y señales en distintas audiencias con dirigentes argentinos. Ese juego no le es ajeno. Por el contrario: lo conoce y lo maneja. Quienes lo circundan se atreven a decir que, incluso, lo disfruta.

Su mensaje de esta semana, entonces, puede leerse también en esa clave. Quizás observando el hartazgo, el desánimo y el temor de la población, fue, esta vez, un poco más allá: apuntó contra sectores que deben trabajar para encontrar una solución y que, en muchos casos, son parte del problema. 

Jorge Bergoglio tiene línea directa con religiosos locales, pero también con actores de la vida social y política que caminan las calles de Rosario, que conocen su realidad. Cada tanto habla con ellos, se interesa por el detalle. Tiene claro el nivel de deterioro social, pero también de las instituciones que deberían ofrecer amparo. Conoce sobre los casos de corrupción policial. También, de la caída de funcionarios judiciales o de hombres del poder económico y financiero involucrados en causas de lavado que los asocian directamente con el mundo narco. Ninguna de las palabras que utilizó esta semana fueron casuales o arrojadas al boleo. 

Sorpresa y satisfacción de Pullaro

El gobernador santafesino, Maximiliano Pullaro, no tenía conocimiento previo sobre la difusión del video o, siquiera, que el Papa tuviera pensado abordar el tema Rosario. Recibió el mensaje con sorpresa y satisfacción. En momentos en que transita una compleja relación con Nación mientras reclama ayuda, y que profundiza incluso acuerdos con colegas con los que hasta hace un tiempo era impensable siquiera una foto conjunta, como es el caso de Axel Kicillof, sintió el gesto de Francisco como un acompañamiento en medio de la lucha que intenta dar contra bandas criminales. Que una figura semejante vuelva a colocar el asunto en escena colabora. Y mucho. Así lo leyeron en la Casa Gris. Pero, además, valoraron el grado de involucramiento y la advertencia a múltiples sectores. 

“Pegó en la tecla con muchos temas. No quedó circunscrito a la policía o al servicio penitenciario a la hora de hablar de complicidades, como suele pasar. Le dio una mirada integral al tema”, celebraron cerca de Pullaro. 

Fue tal el impacto positivo que provocó la difusión del video, que el gobernador instruyó a su vice, Gisela Scaglia, de viaje por Francia como parte de una misión oficial, para que intentara un encuentro con el Sumo Pontífice. “Andá a verlo y contale todo lo que estamos haciendo”, se entusiasmó el mandatario. Cuestiones de agenda impedían que en tan pocas horas pudiera pactarse esa cita. La dirigente del PRO transitó su agenda de contactos y obtuvo una alternativa. Una funcionaria del Gobierno de la Caba, quien sostiene un antiguo vínculo con Francisco, le recomendó que redactara una misiva y que ella se encargaría de que le llegue al Papa.  

De puño y letra, Scaglia agradeció las palabras dedicadas a Rosario y aprovechó para detallar las acciones que la gestión Pullaro desarrolla para contener la violencia en las calles, más allá de los promocionados patrullajes. Entre otros puntos mencionó las acciones sociales que se desarrollan desde el gobierno santafesino. 

Un par de días más tarde llegó una respuesta inesperada. El Papa marcó su impresión favorable frente al detalle de políticas públicas que le hizo llegar Scaglia y aprovechó para destacar el “sentido del gobierno como servicio”. En Santa Fe volvieron a tomar el gesto como un respaldo en horas de turbulencia.

En la provincia creen que el canal con el Vaticano quedó abierto. Es posible, si los acontecimientos lo imponen, si la agenda lo permite, que se tramite una audiencia para que Pullaro pueda dialogar en persona con Francisco. 

“No se descarta, más aún viendo como el Papa está tan metido en la cuestión. Pero todavía no se inició ningún trámite”, le confió a Punto biz uno de los hombres más cercanos al gobernador. Mientras tanto, la inseguridad no da tregua. En los días pasados las amenazas volvieron a inmovilizar al transporte público de pasajeros y trastornaron el movimiento de la ciudad. Nada de eso se resolverá con plegarias ni gestos de buena voluntad. Francisco lo sabe. Por eso, sus palabras de esta semana buscaron exceder las meras condolencias frente a los pesares locales, señalando responsables e inconductas, en un discurso que trasluce cierto tono de denuncia. En Santa Fe celebraron que se involucre de esa manera. Efectivos, patrulleros y mensajes papales: nada sobra cuando la pelea por dar es tan empinada. 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Política

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?