Seguínos en:
Santa Fe

Innovación y medio ambiente

Diseñan dispositivos para procesar botellas plásticas

Estarían ubicados en lugares urbanos, y quienes depositen botellas de PET recibirían una compensación, como crédito para el estacionamiento medido.

En Santa Fe rige la disposición diferenciada de residuos urbanos (húmedos y secos). Y funciona una planta de tratamiento de residuos sólidos. Está gestionado por Dignidad y Vida Sana, una cooperativa integrada por 120 personas. Viven del reciclaje y venta de aluminio y plástico que obtienen de los residuos. Pero el procesamiento implica un esfuerzo enorme: selección, lavado, compactación.

 

Para facilitar el trabajo de la cooperativa -que implicaría más ingresos económicos a estas personas de escasos ingresos-, alumnos de la Lic. en Diseño Industrial de la Universidad Católica de Santa Fe (UCSF) diseñaron dispositivos para la recolección y pre-procesamiento de botellas plásticas de PET (Polietileno Tereftalato). Los módulos también contribuirían a evitar obstrucciones de desagües por botellas arrojadas en la vía pública, y a fomentar la conciencia “verde”, ya que los vecinos podrían depositar estos residuos en los módulos -que estarían ubicados en espacios públicos - y recibir un “premio”: por ejemplo, más crédito para el estacionamiento medido.

 

“Hoy le cuesta más caro al Estado municipal sacar una botella de un desagüe para desobstruirlo, que a una empresa hacer esa botella. Entonces, hay que capturarla antes”, dijo a Punto Biz Leonardo Simoniello, presidente del Concejo local. La iniciativa surgió del Deliberativo local mediante un convenio con la UCSF. Los estudiantes de esa licenciatura realizaron una Práctica Profesional Asistida (PPA) durante nueve meses: recibieron capacitación, conocieron el trabajo que se realiza en la planta de procesamiento y luego presentaron sus proyectos.

 

Prototipos

Los siete diseños a escala tuvieron como objetivo la reducción de residuos de PET. “Las botellas plásticas generan mucho volumen por el aire. Entonces, hay que recolectarlas y reducirlas. Se pensaron desde los modos disponibles: derretirlas, triturarlas o aplastarlas”, contó a este medio Gonzalo Savogin, director de la carrera. Uno de los prototipos más novedosos consistió en un módulo -de 30 por 50 cm.-, con una máquina interna de muele y tritura las botellas plásticas que se le depositan. Así, el material ya llega pre-procesado a la planta de tratamiento de residuos. Sólo restaría limpiarlo.

 

En la planta de tratamientos sólidos, el plástico molido sería colocado en piletas de agua. El PET es más pesado y se va al fondo. El resto de los elementos (el polietileno de las tapitas, el vinilo de las etiquetas) flotan y se van arriba, porque son más livianas. “El agua lava el material y lo separa: lo que sirve (el PET) se extraería del fondo de la pileta y ya estaría listo. Se agiliza los tiempos de selección y procesamiento”, explicó Savogin.

 

Esos módulos tendrían un sistema con una placa electrónica donde, quien deposita la botella, debería pasar su tarjeta de estacionamiento o de colectivo urbano. Y se le cargaría un monto de crédito como recompensa por contribuir al medioambiente. Este sistema de recompensa ya se aplica en otros países. “Todo está en fase experimental. Pero hay interés en darle impulso desde el Concejo, la UCSF y la Unión Industrial de Santa Fe”, se entusiasmó Savogin.

09.06.2015 05:00 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina