Seguínos en:
Tecnologías

Para tener en cuenta

Cómo proteger la reputación personal en Internet

Quién no ha buscado alguna vez su propio nombre en la red. Después de todo, es la única forma de rastrear la información negativa que circula sobre uno en Internet, ya sea un mensaje impulsivo con consecuencias inesperadas en un foro, un comentario ambiguo sobre un artículo o una foto poco favorecedora en las redes sociales. Hay muchas maneras de poner en peligro la propia reputación y causar daños difícilmente reparables.

 

Según Jo Bager, de la revista especializada alemana C’t, plataformas como Twitter o Linkedin se convirtieron en un espacio idóneo para la autopublicidad. Sin embargo, esto también puede convertirse en un problema, por ejemplo, cuando el nuevo empleador busca en Google el nombre del que aplica el trabajo.

 

La información privada es, en efecto, un asunto privado, explica el abogado berlinés Thomas Schulte: “Según el Reglamento Europeo de Protección de Datos, la persona en cuestión tendría que dar su consentimiento a tal búsqueda, pero hasta la fecha no hay reglamentos precisos ni precedentes”, explica el especialista en defensa de la reputación de las personas.

 

Casi ningún solicitante se enterará si no consiguió el trabajo por alguna información o fotografía embarazosa en la red, pero sí es cierto que estas perjudican la imagen de la persona.

 

“Más vale prevenir que curar”, asevera Schulte, y recomienda no publicar en la red fotos de fiestas animadas por el alcohol, no escribir comentarios precipitados y siempre tener en cuenta que toda la información que se publica en Internet permanece allí durante años.

 

Según Jo Bager, el viejo dicho de que la red no olvida nada, no es cierto, y, si bien complejas, siempre existen alternativas para limpiar la reputación online: “Cuando los proveedores cierran sus sitios, los datos desaparecen. Además, uno siempre puede hacer que se elimine el contenido de la página Web. Y también se puede ayudar a la red a hacer que los datos sean casi invisibles”.

 

Hay agencias profesionales que localizan y borran “manchas” a cambio de dinero. Bager acota que, sin embargo, la mayor parte del trabajo la puede hacer uno mismo, y que el primer paso es introducir su propio nombre en varios motores de búsqueda.

 

Bager explica que, si aparece material no deseado, hay opciones de eliminación: “Se debería contactar directamente al autor o responsable del sitio y exigir que se elimine”. Si este se niega, habrá que ponerse en contacto con el proveedor del servicio, especialmente si hay una violación del derecho a la privacidad.

 

Google u otros motores de búsqueda solo pueden borrar los resultados de la búsqueda, pero no la página en la que se encuentra la información crítica. Sin embargo, según Jo Bager, la eliminación por parte de Google ya es un logro importante, “ya que se tiene que rellenar un formulario, Google examina cada solicitud en detalle y de ninguna manera cumple con cada pedido de eliminación”.

 

En cuanto a prevención, el consejo de Jo Bager es: “Tratar los contenidos que se publiquen como si se los cediera a un extraño”. En cuanto a quién puede acceder a esos contenidos, Bager señala que Facebook, Instagram y demás pueden ser configurados para que solo los amigos puedan ver ciertas publicaciones, pero advierte al mismo tiempo: “Si estos contenidos se comparten, se pierde el verdadero control sobre ellos”. Por lo tanto, lo mejor es pensarlo dos veces antes de publicar mensajes o fotografías en la red.

15.01.2021 12:22 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Más info
Certificados SSL Argentina