Seguínos en:
Gestión

por Daniel Colombo

Discusiones: 7 escalones para aprender a mejorar tus argumentos

Lo cierto es que para discutir es imprescindible aprender a argumentar. El libro “How to disagree” (“Cómo estar en desacuerdo”) del ensayista británico Paul Graham trae algunas respuestas que pueden enseñar a argumentar mejor.

La pirámide de la argumentación
Para Graham hay 7 jerarquías en la argumentación.

Nivel 1: Insulto. Cuando no hay ningún tipo de argumentos aparece el desprecio, la denostación, y los adjetivos descalificadores. Por ejemplo, “Eres un idiota” o “Sólo un ignorante puede pensar de esa manera.”

Nivel 2: Argumentación Ad Hominem. En vez de derribar el argumento de la otra parte, lo que haces es atacar las características de una persona con el fin de
desacreditarla. “No conozco persona más inmoral para venir a hablar de este tema”, “Eres el ser más necio que conozco para argumentar de esa manera”.

Nivel 3: Respuesta al tono del mensaje: en vez de dedicarte a responder sobre el contenido del argumento de la otra parte, te enfocas sólo en el tono que tiene. Es
decir que resta importancia a lo que se dice, y se fija en cómo se lo expresa. “No me hables con ese tono porque así no puedo discutir”, “¡Así haces siempre! ¡Te pones a gritar porque no sabes hacer otra cosa!”

Nivel 4: Contradicción. Cuando expresas la opinión contraria sin dar argumentos, como si fuera una verdad absoluta, arrogándote tener la verdad de la cuestión; incluso aportando pocas o nulas evidencias. “Lo que dices no me va ni me viene: la única verdad es…”, “Eso puede o no ser así: acá lo único importante que queda claro es…”

Nivel 5: Contraargumento. Generalmente viene seguido de una contradicción que quieres respaldar con razonamientos o con evidencias. Lo que se intenta es presentar argumentos para apoyar la opinión de quien la sostiene, incluso aquellos que no son propios, como cuando se incluyen citas o referencias de los demás. “No tienes razón, porque tal y como dijo Sócrates…”, “Ya he demostrado antes, como saben todos los aquí presentes…”

Nivel 6: Refutación. Para Paul Graham esta es la forma más convincente de estar en desacuerdo, ya que es más que un simple contraargumento. En este caso encuentras un error argumentativo de la otra parte y lo resaltas para apalancarte en ello con el fin de derribar al oponente. Algunos mencionan ciertas partes con las que están en desacuerdo para dar la apariencia de legítima refutación, aunque sean trozos sueltos sólo para disfrazar el asunto. Ejemplo: “Cuando has afirmado tal cosa, y después agregas tal otra (aquí viene la refutación) queda demostrada la falta total de coherencia en tu argumento, porque esto habla de…” (siguen con una respuesta de nivel bajo en la pirámide para desacreditar al oponente).

Nivel 7: Refutar el punto central. Este nivel es el más alto en la pirámide de la argumentación, puesto que se enfrenta directamente la esencia del asunto, incluso
puede integrarse alguna idea de la otra parte en la discusión. Aquí prevalece la táctica no sólo la estrategia, ya que la refutación indaga en el punto central al que los demás están llegando, y se necesita anteponer un argumento sólido para invalidarlo. Si se lo hace bien, no sólo derriba la argumentación, sino que podría desmontar toda la idea central en la que se basó la contraparte. Para ejemplificar: “El punto principal de lo que la otra dice parte parece ser tal cosa. Como él mismo ha expresado (aquí cita algo del otro). Pero está totalmente equivocado y lo voy a demostrar fácilmente porque su argumento no tiene consistencia… (y pasa a dar sus razones).

 

01.10.2020 10:50 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina