Seguínos en:
Agroindustria

Ciro Echesortu disertó en Acsoja

Ex CEO global de Dreyfus es optimista con el futuro económico del país

Pronosticó mayor demanda y buenas señales de precio para alimentos. El desafío: no desaprovechar la oportunidad

El ex CEO global de la trader de granos Dreyfus, Ciro Echesortu, señaló este miércoles que se abren importantes oportunidades para la reactivación económica argentina que provienen de una mayor demanda mundial de alimentos y mejores señales de precios para los granos y resaltó que el desafío del país es capitalizarlas plenamente, no como ocurrió a principio de este siglo cuando también había condiciones favorables desaprovechadas. 

 

Echesortu disertó en el marco del ciclo de charlas virtuales que organiza Acsoja realizada esta mañana y que tuvo como título “El desafío del sector agroindustrial en la post-pandemia y el rol del Estado”. El empresario es en la actualidad director de Ceibos Group Family, accionista del grupo cerealista Roagro y está al frente de varios fondos financieros de inversión.

 

“La economía real del mundo quedó muy dañada con una pérdida de 5 puntos. Pero en nuestro sector la caída fue menor, aunque dislocó la relación stock-consumo. Además, los gobiernos salieron a proteger rápidamente sus economías con masivas inyecciones de dinero, y si bien esa liquidez provocó en principio una volatilidad bestial y distorsionó el mercado de los commodites, también genera oportunidades para los países que puedan capturarla”, dijo. Según sostuvo, “hay por delante año y medio o dos de digestión de la pandemia en la que los valores de los commodities, que hoy están en valores que no atraen, pasarán a tener un precio relativo atractivo”. Fue ahí que estimó que “la tendencia en granos es de un ritmo de demanda explosiva” de la mano de Asia, India y África. “La demanda generará el precio para lograr ser abastecida, esa señal de precio la va a aprovechar quién esté mejor organizado”, agregó.

 

En ese sentido, las estimaciones que mostró resaltan que en 30 años el mundo tendrá que producir un 50% más de alimentos de lo que produce en la actualidad. “Las perspectivas para la industria alimenticia es notable con demanda creciente y precios atractivos, pero la post-pandemia sí meterá presión por mejores calidades, buenas prácticas y cuidados sanitarios. Si estamos, como proveedores a la altura de esos requerimientos post Covid 19, la agroindustria argentina está frente a un horizonte de crecimiento que será vital para recuperar nuestra economía”, arengó. Además de estas cuestiones macroeconómicas (demanda, precios, stock), señaló que la guerra comercial entre China y Estados Unidos también se presenta como oportunidad de sumar exportaciones siempre y cuando América latina pueda mantenerse neutral.

 

“Toda esta situación dejan a la región en una situación privilegiada. La clave es cómo nos comportamos nosotros. Es ver si, como país, podemos articular un crecimiento para todos y dejar de tener comportamientos propios de tribus asiladas que no son capaces de conseguir consensos estables”, enfatizó. Echesortu recurrió al caso de la historia argentina reciente. Y mostró cuadros que resaltan que mientras Argentina en los últimos 20 años tuvo un fuerte crecimiento en soja y maíz, duplicando la producción, a raíz de la fuerte demanda activada por la irrupción de China y los fondos financieros en el negocio, Brasil lo hizo por cuatro. “Nuestro país vecino abrió el centro oeste y desarrollo nuevas infraestructura. Generó todo un competitivo corredor norte. Pero Argentina no aprovechó esa oportunidad. La señal de demanda existe, y es vigorosa, la oportunidad es gigante, y debemos aprovecharla para subsanar esos errores del pasado”, finalizó.

12.08.2020 13:54 | Fuente: punto biz

Certificados SSL Argentina