Seguínos en:
Ocio

Alimentación saludable

Cuáles son las claves para bajar de peso sin hacer dieta

La pandemia del COVID-19 significó para muchos el aumento de peso de aproximadamente 3 kilos. Por ello, es notorio el interés de muchas personas en comenzar nuevos régimenes alimenticios. Sin embargo, es importante adquirir hábitos saludables de alimentación, dejando de lado las dietas restrictivas, de las cuales muchas suelen fallar y ser difíciles de sostener en el tiempo.

 

"De nada sirve perder unos kilos ahora y después recuperarlos porque se puede producir el famoso efecto yo-yo", afirma a EL ESPAÑOL Albert Lecube, especialista del servicio de Endocrinología y Nutrición y vicepresidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO). Por eso, tener unos buenos hábitos y comer de forma saludable y equilibrada: "No debe ser sólo en verano sino que debe ser continuado en el tiempo. Tiene que ser una forma de vivir y no de comportarse durante un tiempo".

 

Además, como explicó en este artículo la dietista-nutricionista Mireia Elías, las dietas para perder peso han de ser siempre individualizadas porque es posible bajarlo sin sufrir ni pasar hambre. Se trata de adquirir hábitos alimenticios saludables y mantenerlos en el tiempo.

 

Restricción de los azúcares y alcohol

Para intentar modular el peso -expone Lecube- lo que debemos de hacer es principalmente, intentar reducir en todo lo posible dos cosas: los azúcares y el alcohol. Los azúcares deben tomarse con moderación, de forma ocasional, sobre todo aquellos productos procesados y de bollería. Pero también las bebidas azucaradas, aunque sean sin azúcar porque "se ha demostrado que las personas que consumen este tipo de refrescos ganan más peso que las que sólo consumen agua". No se trata de prohibirlas pero sí de no tomarlas con frecuencia, sino ocasionalmente.

 

Con respecto al alcohol, se ha visto que éste favorece la acumulación de grasa en la zona abdominal, y su consumo, incluso moderado, se ha relacionado con un aumento de riesgo cardiovascular y de cáncer.

 

Dieta mediterránea

Por su parte, para cuidar nuestra dieta lo importante es seguir "el modelo de dieta mediterránea en la que se prioricen los productos de proximidad, y en la que el agua sea la bebida de referencia", afirma el experto. "No se trata de comer 20 piezas de frutas al día, porque si no también estaríamos engordando" matiza. Se trata de seguir una dieta saludable y equilibrada, basada, eso sí, en el patrón de dieta mediterránea.

 

De este modo la SEEDO, en sus recomendaciones nutricionales para llevar una dieta sana y prevenir la obesidad apuesta por este patrón de dieta, donde se favorece sobre todo el consumo de fruta y verduras. También de cereales, legumbres y patatas; leche y yogur (mejor desnatados o con bajo contenido en grasa); proteínas de calidad (carnes, fundamentalmente blancas, pescados y huevos); frutos secos y aceite de oliva como grasa de referencia. 

 

Por contra, evitar alimentos y bebidas dulces con gran cantidad de azúcares y reducir o evitar el alcohol y los alimentos ricos en grasas o procesados.No podemos olvidar que "una alimentación sana debe ir acompañada de una práctica de ejercicio físico de forma regular", concluye Lecube. 

 

10.08.2020 07:06 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina