Seguínos en:
Gestión

Vide emprendedora

Cinco excusas que debés eliminar de tu mentalidad para poder triunfar

Incluso los emprendedores más decididos y motivados han usado excusas para disculparse por no hacer algo. Los obstáculos surgen y luego la duda sobre uno mismo entra en la mente. Entonces, justificarse parece ser la salida más fácil. Pero no importa si querés perder peso, obtener un master online, alcanzar un hito de ingresos específico o iniciar un negocio: las excusas serán la causa de tu fracaso. 

Estos son cinco pretextos que debés eliminar de tu modo de pensar de inmediato:

 

1. "No tengo tiempo"

El tiempo es nuestro activo más valioso. Si bien solo tenemos 24 horas al día, hacemos tiempo para las cosas que queremos, las personas que queremos ver, las actividades que queremos hacer. Lo único que se interpone en el camino son excusas.

¿Querés comenzar un negocio pero estás trabajando de nueve a cinco? Levantate temprano o permanecé despierto hasta tarde preparando tu idea de negocio; si lo deseás lo suficiente, encontrarás el tiempo para iniciar tu negocio.

 

2. "No hay oportunidades"

Si hay paredes o barreras que se interponen en tu camino, debés descubrir cómo sortearlas o simplemente atravesarlas. No hay nada fácil acerca de ser un emprendedor. 

Decir que no hay suficientes oportunidades es una excusa que te permite tirar la toalla incluso antes de comenzar. Creá tu propia oportunidad: descubrí cómo resolver un problema y generá tu propio boleto al éxito.

 

3. "No quiero la desaprobación de mi familia y amigos"

Necesitás una piel gruesa para jugar este juego y no dejar que las opiniones de los demás influyan en tus decisiones. Si tus amigos no te apoyan, entonces necesitás nuevos amigos. Si bien no podés tener una nueva familia, podés distanciarte de su energía negativa.

Las probabilidades son muy altas de que haya familiares y amigos que te digan que no alcanzarás el éxito y que debés tomar un camino más seguro o estable. Usá su desaprobación como motivación y despertate cada día con la intención de demostrar que están equivocados.

 

4. "Debería estar contento con lo que tengo"

Nunca deberías estar contento y siempre esforzarte por obtener más. Pero ojo: estar contento no es lo mismo que estar agradecido. Podés celebrar lo que ya tenés y mantener el hambre por lograr algo más. 

Decir que estás contento es el equivalente a decir que no querés hacer un mayor esfuerzo.

 

5. "Tengo miedo de los riesgos"

Sin riesgo no hay recompensa. Es tan simple como eso. Tenés que aceptar el hecho de que cada empresa u oportunidad viene con riesgo (y mucho).

Elon Musk recibió 180 millones de dólares al vender PayPal y luego invirtió  100 millones para fundar SpaceX, 70 millones para Tesla y 10 millones para Solar City. Luego tuvo que pedir dinero prestado para pagar la renta de su casa.

¿Estaba asustado de los riesgos involucrados? De ninguna manera. Muy pocas personas tomarían 180 millones de dólares y lo lanzarían a nuevas empresas. La mayoría se tomaría vacaciones permanentes. El riesgo valió la pena. Hoy Musk vale alrededor de 21.5 mil millones de dólares. Seguro ya pagó lo que pidió prestado.

 

26.03.2020 12:27 | Fuente: Entrepreneur

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina