Seguínos en:
Judiciales

Pese al coronavirus

Habilitan la feria judicial para intervenir a la corredora Guardati-Torti

(por Mariano Galíndez) A pedido de acreedores temerosos de que desvíen pagos a recibir por u$s 4M, designaron perito controlador de los negocios

La jueza en lo civil y comercial Mónica Klebcar habilitó la feria judicial vigente por el avance del coronavirus para disponer la intervención de un perito controlador en los negocios del acopio de la corredora de granos y agencia de Bolsa en default Guardati-Torti.

 

Los abogados de acopio Arequito, uno de los más importantes establecimientos del sur de Santa Fe, Froilán Ravena y Juan Pedro Saggiorato pidieron el viernes la habilitación extraordinaria de la feria judicial dictada por la Corte Suprema de Santa Fe y una medida cautelar como la intervención de Gyt Plus (como se llama el acopio defaulteado) con el objetivo de evitar que la empresa oculte patrimonio y desvíe los fondos que tienen por cobrar. Según calculan los denunciantes, la empresa en default tiene u$s4M por cobrar.

 

La novedad es que en sólo dos horas, el mismo viernes, la magistrada a cargo del juzgado de la segunda nominación otorgó la medida y dispuso la intervención del un perito controlador en los negocios de GyT Plus. La magistrada también dispuso se abra una cuenta a fin de que los acreedores de GyT no les paguen directamente a ellos si no que se consigne judicialmente.

 

“La decisión de la jueza da fe de la urgencia de actuar por sobre Guardati-Torti”, señaló a punto biz el Ravena. Acopio Arequito, uno de los clientes históricos de la corredora que entró en default en febrero, demando penalmente por estafa a Guardati-Torti además de lograr su inhibición de bienes.

 

Por otro lado, según averiguó punto biz, en las últimas horas se estaban preparando nuevas denuncias penales contra el grupo pero por acreedores financieros. Una de ellas a cargo del abogado Gustavo Felman y otra de Paul Krupnik, con clientes a los que les quedó debiendo $18M por colocaciones bursátiles.

 

Guardati-Torti era uno de los principales actores del comercio de granos del interior con base en Rosario y presidida por Juan Carlos Guardati y Ángel Torti, mano derecha de Alberto Padóan (Vicentín) en su reciente paso por la Bolsa de Comercio de Rosario. Precisamente, los negocios de la firma con Vicentín fueron estandartes de su crecimiento y por eso el mega default de la aceitera precipitó su derrumbe. No obstante, venía arrastrando serios problemas financieros desde hace años activados por complejas operaciones de arbitrajes financieros que tuvieron malos resultados.

 

Tras declarar su default, que no quedó circunscripto a sus negocios como corre-acopio sino también a sus operaciones en valores –adonde sus clientes alertaron sobre la desaparición de sus saldos líquidos en las cuentas, lo que sería un grave delito penal- la Comisión Nacional de Valores, la Bolsa de Comercio de Rosario, y los mercados Matba-Rofex, Byma y Mav le suspendieron su operatoria. En el mercado se estima su pasivo total en torno a los u$25M, pero no está definido ya que no presento convocatoria. 

 

24.03.2020 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina