Seguínos en:
Infraestructura

Además, dragadoras en la Bolsa

Hidrovía: última jugada del gobierno nacional

(por Mariano Galíndez) El Ministerio de Transporte de la Nación convocó a una reunión para intentar dejar marcada la cancha al gobierno entrante.

El Ministerio de Transporte de la Nación -a través de la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) Hidrovía Federal y la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables- convocaron a una reunión informativa para este martes en la que presentarán documentos sobre los pliegos de licitación para la futura concesión de la hidrovía, que iniciará en 2021.

 

La presentación, que se realizará por la mañana, consistirá en una reseña del trabajo realizado por las autoridades, una evaluación de las características más salientes de la concesión actual y un detalle de los aspectos que se proyecta modificar para la próxima licitación. El encuentro –que contará con la presencia de miembros de toda la comunidad portuaria, representantes de organismos internacionales, académicos y autoridades- es la última gran puesta en escena del gobierno en el tema.

 

Y si bien en la invitación cursada hablan de "presentación de pliegos", en realidad –según supo punto biz- se presentarán documentos de base (escenarios, proyecciones de tránsito, etc) que dejan constancia de puntos críticos a resolver y necesidades futuras para una navegación óptica, pero que lejos están de, por sí solos, dejar marcada la cancha a la próxima administración, que es la que terminará definiendo el sentido de la nueva concesión. En efecto, Transporte organiza la reunión para hacer un balance de gestión en el área específica y –de paso- arma el escenario para que sean los sectores empresarios involucrados lo que se pronuncien a favor de lo actuado y pidan por la continuidad del rumbo tomado.

 

¿Cuál sería ese rumbo? Evitar una nueva extensión del contrato al actuál concesionario (Hidrovía SA), avanzar en una nueva concesión de 10/15 años con expectativas moderadas de profundización de calado (38/40 pies) y acotada al tramo Santa Fe al sur, pero con nuevas exigencias al concesionario (como la realización de obras complementarias muy necesarias para el tránsito) y –sobre todo- rebajas en el costo del peaje. 

 

En ese marco, el lobby de las principales agroexportadoras sigue muy activo. Es que los especialistas de Latinoconsult iniciaron una ronda de presentaciones de las conclusiones del estudio técnico-económico que le encargaron los puertos cerealeros como aporte privado al gobierno para la redacción de los pliegos. Ya pasaron por la Unión Industrial Argentina (UIA) y esta semana se las mostrarán a las principales dragadoras internacionales que se interesaron por la futura licitación en una reservada reunión que se realizará en la Bolsa de Comercio de Rosario.

 

En estos encuentros, las agroexportadoras se esfuerzan en mostrar que el estudio de Latinoconsult se trata de un aporte del sector privado (que refleja sus intereses y necesidades) para consideración voluntaria del Estado y que no es parte del paquete de documentos propios que deja el gobierno saliente, en un intento por no quedar entrampados en la caliente transición política.

 

No en vano todos los ojos están puestos ahora en quién será el próximo encargado del área. Lo último que trascendió este fin de semana es que Transporte dejaría de ser un Ministerio y pasaría a ser una Secretaría en el Ministerio de Obras Públicas, a cargo –casi seguro- del intendente de San Martín, el bonaerense Gabriel Katopodis. Es más, no hay nombre puesto para Transporte, siendo el último que sonó el del senador Carlos Caserio. Recién cuando se sepa quién va a Transporte se podrá saber el nombre del próximo subsecretario de Puertos y Vías Navegables.

 

02.12.2019 07:00 | Fuente: punto biz

Certificados SSL Argentina