Seguínos en:
Hábitat

Áreas que quedaron frizadas

Los cambios del Código Urbano que priorizan los constructores

Leandro Rinaldi (AEV) formuló pautas para dinamizar la obra privada en tres barrios estratégicos de Rosario

“Nosotros creemos que después de diez años, debería ir revisándose el Código Urbano y ser más dinámico, para evitar excepciones, porque por lo general, son cuestiones que quedado abiertas. Podríamos evitar esto si tendríamos revisiones constantes del mismo”, opinó Leandro Rinaldi, presidente de la Asociación Empresarios de la Vivienda. Es que en el último año ingresaron al Concejo municipal más de 100 solicitudes de excepción al Código Urbano, y el tema está puesto en una agenda a resolver a partir del 10 de diciembre. 
 

En ese marco, desde la Asociación Empresarios de la Vivienda, proponen algunas reformas para la normativa, modificada oor última vez en 2008. La institución trabaja con el poder ejecutivo a través de la Comisión Asesora para poder lograr una serie de modificiacones que luego deben llegar al Concejo: “En la comisión es por donde pasan las iniciativas a los cambios. Para que salga un dictamen, se trabaja durante mucho tiempo, desde allí intentamos las distintas instituciones lograr un cambio en el código”, comentó Rinaldi.


Una de las propuestas está centrada en “consolidar zonas y aprovechar la infraestructura existente para densificar”. “En las ciudades modernas lo han hecho, de esa forma, reduciendo la incidencia de la tierra en el metro cuadrado, haciendo viviendas más competitivas”, apuntó Rinaldi.



Para el titular de la AEV, el Código Urbano, es muy restrictivo, y esto "lo termina pagando el usuario final, con viviendas cada vez más caras y menos competitivas, por una incidencia del precio de la tierra". Rinaldi impulsa la construcción de viviendas de más fácil acceso, "dinamizando un sector que tiene 60 subindustrias asociadas".



Además el responsable de la asociación puntualizó sobre los sectores más afectados por el Código Urbano que considera restrictivo: “Rondeau está empezando a moverse desde la última modificación, ya que era imposible que se tenga que tener tres lotes para poder hacer un edificio razonable. Se está reduciendo la exigencia para poder construir un edificio de 10, 12 pisos, sobre un boulevard amplio y ventilado”.

 

Varias de las excepciones refieren al corredor de Boulevard Rondeau, donde la normativa exige que para levantar una torre de 36 metros se requiere dejar un deslinde de 5 metros a cada costado, lo que en la práctica obliga a hacerlo sobre más de un inmueble. El constructor no sólo apuntó a Rondeau y Alberdi, sino también al barrio de Pichincha, que tiene alturas bastante bajas en relación a otros barrios del macrocentro. 

 

“Hay revisar por qué a cincuenta manzanas se les ha puesto un cepo a la construcción. Yo le digo el cepo, porque solamente se puede hacer de 12 metros, planta baja y dos pisos. Si vos revisás, desde la vigencia del nuevo código, no hubo prácticamente permiso. Tucumán, Catamarca, ¿qué tienen que ver con Pichincha? Además, lo que es gastronómico no tiene que ver con la vivienda, se puede usar de ejemplo a Palermo en Capital Federal”, opinó Rinaldi, que entiende se podría "flexibilizar la normativa para tener viviendas más competitivas para la clase media”.

 

 

17.09.2019 13:30 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (1)