Seguínos en:
Gestión

Según expertos

Cómo negociar el sueldo con el jefe

Una especialista en coaching financiero aconseja cómo lograr los mejores resultados

Olivia Jaras, fundadora y CEO de Salary Coaching for Woman, explica cómo negociar cuando el jefe no está interesado en pagarles lo mismo que ganan otros profesionales en puestos similares, en compañías similares.

 

“Como recomendación inicial aconsejaría evaluar cuidadosamente si los beneficios no-monetarios valen la pena al punto de ser determinantes para permanecer trabajando en esa empresa. ¿Por qué no buscar otro trabajo?” explica la profesional.

 

“Si estás decidido a quedarte, ya sea por temor a no encontrar otro trabajo o porque sinceramente crees que los beneficios no monetarios son lo suficientemente valiosos, sólo tienes una posibilidad para que te suban el sueldo: hacer que tus jefes cambien la impresión que tienen de ti” agrega Jaras.

 

Lo importante para la negociación es entender la percepción que los jefes sobre la persona y utilizar esa información para generar una impresión aún más positiva. Este será el punto más importante. “Básicamente, tu salario viene a ser como un barómetro de qué tan bien te percibe tu jefe” explica la coaching financiera.

 

Jaras hace hincapié, en que mucho de lo que se comunica es transmitido a través de herramientas no verbales. La postura, el tono de voz, los gestos, los modismos e incluso la vestimenta. Es así como, teniendo un buen manejo de cómo uno se comunica con el mundo, se tiene un buen manejo de cómo uno es percibido por el resto del mundo.

 

Pendiente de estos métodos de comunicación, hay que acercarse al jefe. El mensaje debería algo como: "Estoy en una situación donde necesito pedirte un favor. La verdad es que necesito de su ayuda para poder lograr determinado sueldo. Sabiendo mi dedicación y lealtad a la compañía, ¿me podría ayudar a crear un plan para llegar a esta cifra?"

 

Probablemente el jefe dirá que en estos momentos no se puede lograr y que la compañía no tiene dinero o cualquier otra excusa.

 

La reacción en ese instante es crucial. Hay que seguir, con algo como: "Te entiendo completamente y en verdad quiero seguir ayudando a crecer tanto a la empresa como mi carrera, por eso me gustaría poder establecer un plan para llegar a este sueldo, aunque no sea en este instante. ¿Me podría ayudar?".

 

“Esta técnica suele dar muy buenos resultados ya que no acusa al jefe de ser un pagador miserable (aunque lo sea), sino que más bien le pide ayuda para resolver un problema. Antagonizando, la gente no llega muy lejos, pero generando aliados y creando lazos de confianza si se podría establecer un plan en el que se logre alcanzar las metas de carrera” concluye Jaras.

13.03.2017 12:29 | Fuente: iprofesional.com

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)