Seguínos en:
Venado Tuerto

Con pulverizadoras no alcanzaba

Golondrin encontró la vuelta para vender todo el año

La metalúrgica venadense Golondrin, una fábrica de maquinaria agrícola ligada desde siempre a las pulverizadoras, se largó a desarrollar tolvas autodescargables y desmalezadoras, incrementando así el portfolio.

 

La determinación surgió como consecuencia de estudio de mercado que les advirtió sobre la necesidad de engrosar la oferta de productos para sostener a lo largo de todo el año ventas que en tiempo de cosecha eran casi nulas.

 

“Encargamos un relevamiento que ratificó nuestra presunción. En época de cosecha gruesa, donde experimentábamos una especial baja de ventas, no teníamos mercadería fuerte para competir, fue a partir de allí que ideamos un plan para intentar sostener cuota de mercado durante todo el año”, le explicó a punto biz Javier Di Benedetto, titular de Golondrin, una de las pocas compañías que en Venado Tuerto fabrica maquinaria rural en forma integral y no sólo accesorios.

 

Ahora cuentan con un catálogo que para cada momento ofrece un producto diferente. “Pensamos en que el ciclo comienza con la tolva semillera utilizada en la siembra, línea que lanzamos el año pasado, las clásicas pulverizadoras autopropulsadas que son el emblema de Golondrin, y finaliza en la cosecha con el empleo de la tolva autodescargable, el último de los lanzamientos”, enumeró Di benedetto.

 

“La tolva semillera viene de 16.000 o 18.000 litros de capacidad con división para fertilizante y semilla, con posibilidad de sumarle balanza. La tolva autodescargable para cosecha, por su parte, sale al mercado con 27.000 litros de capacidad, sitio para la balanza y cobertor instalado”, mencionó el industrial.

 

El proceso de expansión del portfolio que está encarando Golondrin se completa con la presentación de una desmalezadora de tiro y tres puntos, que se puede conseguir con uno o dos cuerpos. “Con ese producto en particular intentamos diversificar las ventas hacia otros nichos como el de la maquinaria vial y el mantenimiento de espacios verdes”, mencionó.

 

“Es innegable que el sector metalúrgico asociado al campo vive un presente complejo. Pero en estos casos lo que hay que tratar de hacer es adaptarse a la demanda, como en definitiva intentamos armar nosotros para completar el círculo. Es muy oportuno desarrollar en estas instancias nuevos productos, ya que si nos hubiéramos quedado con los equipos originales estaríamos teniendo problemas para operar”, puntualizó Di Benedetto, sobre su empresa que emplea a 60 trabajadores y nuclea a otros 40 puestos indirectos.

 

22.07.2015 05:00 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)