• Dólar Banco Nación $892.00
  • Contado con liqui $1058.29
  • Dólar MEP $1014.98
  • Dólar Turista $1427.20
  • Dólar Libre $1035.00
  • Dólar Banco Nación $892.00
  • Contado con liqui $1058.29
  • Dólar MEP $1014.98
  • Dólar Turista $1427.20
  • Dólar Libre $1035.00

Negocios

Del campo a la moda

El ingeniero que se metió en el diseño textil gracias a una bolsa de semillas

Agustina Roldán

Creó una marca de triple impacto que fabrica mochilas, bolsos y ropa de diseño confeccionados con arpillera plástica de descarte.

Aunque los títulos académicos no tienen fecha de vencimiento, Santiago Harriague dice que se considera "un ex ingeniero agrónomo". Después de trabajar varios años en la producción agrícola, dejó la agronomía para liderar Kaiapuni, un emprendimiento de triple impacto que comercializa mochilas, bolsos, prendas y accesorios confeccionados a base de materiales de descarte como arpillera plástica, silobolsas, banners, y bolsas de nylon y polipropileno.

Para crecer en el mercado del diseño textil sustentable, este año adquirió una marca que realiza prendas con telas recicladas. Ahora, se prepara para integrar propuestas en un nuevo showroom ubicado en Martínez, y planea el desembarco de sus productos en las principales ciudades del interior. 

Todo arrancó con una bolsa de semillas

La idea de fabricar mochilas nació como una forma de darle segunda vida a la inmensa cantidad de bolsas de arpillera plástica que se desechaban en el lote de 500 ha del campo en el que trabajaba.

"Usábamos unas 20.000 bolsas de semillas en la tolva, que terminaban enterradas, quemadas o tiradas. No lo podía creer, así que me fui con cinco bolsas a lo de una costurera en el pueblo que vivía, Vedia, en el límite de Buenos Aires con la provincia de Santa Fe y le pedí que cosiera una mochila. Pensé, si estas bolsas se bancan kilos de semillas, seguro van a poder bancarse una computadora y dos libros. Después arrancó una etapa en la que apliqué conocimientos de ingeniería, porque el diseño fue a prueba y error, para aprovechar el potencial del material, que no se comporta igual que una tela cualquiera", explicó el dueño de Kaiapuni.

Mochilas confeccionadas con bolsas de arpillera.

Otra de las peculiaridades de la marca es que "la fábrica" no tiene una sede tradicional: los productos son confeccionados por un equipo de 16 personas que trabajan desde sus casas de Villa Diamante y Villa Jardín, en Lanús Oeste. Dos piezas fundamentales del equipo de Kaiapuni son Eli y Gladys, las costureras especializadas en productos reciclados, quienes arrancaron con el emprendedor desde cero  y actualmente son jefas de producción (tienen a cargo a siete personas cada una). 

Parte del equipo de Kaiapuni.

"En un momento quisimos armar un taller gigante porque trabajar cada uno en su casa disminuye la eficiencia productiva, pero no se dio. Quizá suceda en un futuro, no le cierro la puerta a esa idea”, explicó Harriague. Otra experiencia que no resultó fue la apertura de tiendas físicas. "Llegamos a probar con un local en el shopping Dot. pero no funcionó, son productos que se mueven muy bien a través de la venta online, nuestro público utiliza el ecommerce y las redes", explicó. 

Sin embargo, en breve van a salir de la total virtualidad, en tanto que la próxima inversión será un showroom pegado a la oficina que tienen en Martínez, provincia de Buenos Aires. 

Lo que tiran las empresas son insumos

La premisa de Kaiapuni es la reutilización de los residuos como recursos para reingresar en el sistema productivo. ¿Cómo consiguen los plásticos? Por medio de alianzas con otras empresas que comparten la misma filosofía y proveen sus residuos. "Lo más usual es el trabajo con arpilleras plásticas de cervecerías. Nuestra principal alianza es con Uma Malta ubicada en Punta Alvear, Santa Fe, la maltería más grande de Sudamérica" afirmó Santiago. Y agregó: "Las bolsas de cervecerías le ponen mucha onda, de ahí los diseños y colores”. 

Con respecto a los planes para este año, Harriague contó: “La idea es estar en todas las provincias y en todas las grandes ciudades, y para eso tenemos que incrementar el stock. Por otro lado, ya estamos trabajando en un plan de incursionar en la indumentaria con tela reciclada, hacer buzos y remeras en conjunto con otra marca".

A futuro, el sueño es llegar a Europa de la mano de la marca. ¿Y volver a trabajar como ingeniero?: “No creo. Darle trabajo a la gente que me acompaña y disminuir el impacto social es una satisfacción que un sueldo altísimo no podría equiparar”, dijo.

Accesorios.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Negocios

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?