Negocios

Nueva vida

Dejaron Rosario y se fueron al campo con un negocio que es furor en Europa

Padre, madre e hijos apostaron por un cambio, invirtieron u$s 60.000 y hoy ya proyectan una segunda etapa del proyecto familiar.

Con miras a hacer punta en un mercado por demás incipiente, la familia Olguín dejó Rosario y trasladó su vida al campo, donde apostó por el cultivo hidropónico, una alternativa de producción que goza de gran presente en el mundo desarrollado. Tras una inversión de u$s 60.000 y un largo período de aprendizaje, hoy tienen un negocio encaminado vinculado a la comercialización de hortalizas, que en breve tendrá una segunda etapa al sumar nuevos productos a su portfolio.

La hidroponía, tal como lo define el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) es una técnica de cultivo en la que no se utiliza suelo, y los nutrientes que necesita la planta para crecer son provistos a través del agua. Si bien existen pqueñas experiencias hogareñas en la zona, los Olguín aseguran que la suya es la primera "a escala comercial de la región".

"Yo tenía un comercio que llevaba hacía 25 años. La verdad es que no recuerdo por qué me fui una vez a San Pedro a hablar con unos profesionales, que me hablaron de esta alternativa productiva", recordó en diálogo con Punto biz Blas Antonio Olguín, que hoy lleva adelante el emprendimiento junto a su esposa Mónica y sus hijos Franco y Patricio.

Los Olguín hicieron las valijas y se mudaron a la zona rural de Arroyo Seco, donde invirtieron u$s 60.000 para levantar un invernadero de 1.500 m2 en el que montaron la infraestructura que requería el cultivo hidropónico. "Lo que nosotros tenemos es un modelo israelí, de perfiles galvanizados, distintos a los de madera como los que se pueden ver en otros casos", cuentan, para luego exhibir orgullosos parte de su producción, constituída principalmente por hortalizas de hoja.

Aunque el cultivo hidropónico no está definido oficialmente como orgánico, la familia asegura que su portfolio debe ser incluídos en esa categoría, ya que no utilizan agrotóxicos o pesticidas.

"Es una producción muy eficiente y sustentable. Comparado con los métodos tradicionales, estamos hablando de un ahorro en el agua cercano al 90%. Todos los nutrientes que la planta necesita viajan a través del sistema de cañerías que se instaló", cuenta por su parte Franco, uno de los que más le pone el cuerpo a la iniciativa.

Con una producción semanal que no siempre es fija, calculan un promedio de 9.000 plantas semanales, que hoy comercializan directamente a comercios minoristas de Arroyo Seco y la zona -incluídos algunos de Rosario-. "También hemos participado junto a Paladini de algunas presentaciones, con la idea de hacer otra experiencia más adelante, incorporando nuestros productos en sus canales de venta directo", dice Blas Antonio, que además de comerciante era empleado municipal.

El camino transitado no estuvo, por supuesto, exento de dificultades. "Para nosotros fue todo nuevo. Tuvimos que hacer un montón de aprendizajes, fundamentalmente vinculados al clima, a los bichos, entre otros. Pero estamos realmente muy entusiasmados", concluye Olguín padre.

Con la idea de seguir ampliando operaciones, Thot Hidroponia -tal el nombre comercial del emprendimiento familiar- ya tiene en carpeta sumar otra nave de 1.500 m2, para incorporar nuevos productos a su portfolio, como frutas, tomates y pimientos.
 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Negocios

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.