Resiliencia: la herramienta que capta la atención de pymes y emprendedores | Punto Biz
  • Dólar Banco Nación $861.50
  • Contado con liqui $1089.77
  • Dólar MEP $1053.46
  • Dólar Turista $1378.40
  • Dólar Libre $1050.00
  • Dólar Banco Nación $861.50
  • Contado con liqui $1089.77
  • Dólar MEP $1053.46
  • Dólar Turista $1378.40
  • Dólar Libre $1050.00

Gestión

Cómo aplicarla

Resiliencia: la herramienta que capta la atención de pymes y emprendedores

Resiliencia: la herramienta que capta la atención de pymes y emprendedores
Florencia Boeri

El concepto que se vincula con la capacidad de adaptación ante situaciones adversas se transformó en una herramienta útil para repensar el mundo empresarial.

Tal como los individuos, las empresas también pueden ser resilientes. Así lo afirma la profesora, consultora e investigadora en emprendimiento en la Universidad Paris-Saclay, Dra. Inés Gabarret. Según postula, la forma que tiene una empresa de ser resiliente es mediante la prevención, el desarrollo de la capacidad para afrontar adversidades y la puesta en práctica de procesos.

Llamada “resiliencia organizacional” la define como la capacidad de la empresa para recuperarse después de una crisis. Para lograrlo se promueve el uso de herramientas matemáticas que permiten evaluar la probabilidad de riesgos y el impacto de las disrupciones. Sin embargo, la especialista considera que en empresas de muchos empleados este foco suele ser un problema.

En los casos de empresas multinacionales al haber tantos actores, se imposibilita pensar en la relación de cada individuo con la organización. En este contexto, por más que la empresa tenga aceitados los procedimientos en caso de crisis, si la persona responsable de llevarlos a cabo no desarrolló su propia resiliencia, el plan no va a poder salir adelante, asegura la profesora titular del Essca School of Management.

Para ejemplificar el caso usa la aerolínea de bandera del país francés donde ejerce, Air France, que tiene establecido un procedimiento ante el peor de los escenarios posibles, que es la caída de un avión. “Si la persona a cargo está abrumada, deprimida y afectada por el accidente, no va a poder llevar a cabo el proceso”, declara. Y señala que pensar en los procesos sin contemplar a las personas y sin capacitarlas con herramientas de resiliencia es una falla recurrente. 

Según Gabarret, a diferencia de la empresarial, la resiliencia individual es la adaptación cognitiva y emocional de un individuo, pero ¿es un rasgo de personalidad o es un comportamiento aprendido? La especialista asegura que la resiliencia es un comportamiento aprendido, una práctica en la que se puede capacitar al otro para que desarrolle.

En este sentido se detiene a hacer una advertencia: “Hay un círculo: si se trabaja sobre la autoconfianza va a mejorar el nivel de resiliencia, pero no toda confianza es virtuosa”. En esta línea, la investigadora expone que se requiere de un “nivel adecuado” de confianza para que se facilite el desarrollo de la resiliencia, ya que un nivel alto la sesga y no permite un aprendizaje retrospectivo; cualidad esencial para evitar los errores y los fracasos en serie. 

¿En qué lugar quedan las pymes en esta teoría?

Una pyme en general no tiene los recursos suficientes para tener empleados dedicados a planificar y prever procesos como una gran empresa, ni se comporta como un emprendedor que piensa como un individuo y resuelve solo: una Pyme es un grupo de gente que está en el medio de esas dos realidades, sitúa Gabarret.

En estos casos si la resiliencia surge por interés del dueño en desarrollar una resiliencia organizacional, se llama “resiliencia descendente” e implica la creación de un entorno de apoyo para los empleados donde se los capacita y ayuda. Un grupo de gente trabajando de forma cercana permite que la resiliencia se construya en el intercambio. En definitiva, la resiliencia de las pymes se basa en la creación de habilidades entre los empleados con un alto apoyo de la gerencia. 

Siguiendo por esta línea, la docente señala el rol de los líderes resilientes, que son quienes se implican con los empleados para crear juntos una dinámica que permita sobrevivir a la pyme de cualquier crisis. Ejemplos de cómo se retroalimenta positivamente este vínculo son: explicar el significado de las acciones, resistir mejor a las emociones negativas, realizar evaluaciones ante las amenazas, inspirar y crear una cultura donde la resiliencia sea importante.

“La resiliencia es lo que nos ayuda a re motivar”, sintetiza la Doctora, e invita a pensar la motivación como un proceso dinámico: “Si hoy estoy motivada y mañana me sale algo mal, mi motivación baja, pero la resiliencia me ayuda a que la motivación vuelva a subir y que continúe en este camino superando los problemas”, expresa.

Como conclusión, Gabarret sostiene que capacitar empleados, permitir que mejoren y desarrollen más habilidades y más competencias, va a ayudar a que puedan estabilizar su autoconfianza y desarrollar la resiliencia. “Lo que veo es que falta mucho en la mayoría de las estructuras el acompañamiento para trabajar en estas cuestiones”, opina.

El evento virtual “Resiliencia: una herramienta para emprendedores exitosos” fue organizado por la Aceleradora Litoral junto a la Universidad Nacional del Litoral, el Parque Tecnológico Litoral Centro y La Bolsa de Comercio de Santa Fe. La expositora Inés Gabarret es Doctora en Ciencias de la Administración con especialización en Emprendimiento. 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Gestión

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?