• Dólar "Solidario" $172.9
  • Dólar Libre $185.5
  • Contado con liqui $178.12
  • CCL Libre $195.9
  • Dólar Bco Nación $104.5
  • Riesgo País $1652
  • Dólar "Solidario" $172.9
  • Dólar Libre $185.5
  • Contado con liqui $178.12
  • CCL Libre $195.9
  • Dólar Bco Nación $104.5
  • Riesgo País $1652

Economía

Datos de junio

Con menos restricciones, repunta la actividad económica en Rosario

Por Redacción

Un análisis por sectores muestra una recuperación interanual generalizada. Quiénes la remaron mejor.

La facturación privada real de Rosario crece interanualmente 13,9% en junio y 20,3% en el primer semestre del año, según datos del último informe del Fundación Banco Municipal. El análisis por sectores económicos muestra una recuperación interanual generalizada. Comercio e Industria registran una tasa de variación interanual positiva de 8,3% y 24,1%, respectivamente, superando los niveles pre pandemia de junio de 2019. Servicios y Construcción también se expanden 14,9% y 26,6%, respectivamente, pero aún continúan por debajo de los niveles de 2019. El desempeño mensual también es positivo en junio; la serie libre de efectos estacionales de cada sector muestra en el sexto mes del año una recuperación mensual generalizada, revirtiéndose las caídas observadas en el periodo abril-mayo coincidente con las mayores restricciones de movilidad producto de la segunda ola de contagios Covid-19.

Teniendo en cuenta la estrecha relación entre restricciones, movilidad y actividad económica, es interesante cuantificar nuevamente los efectos económicos de la cuarentena en la facturación de los sectores locales. Para ello, se estima la tasa de crecimiento mensual del componente irregular de cada serie de facturación sectorial, la cual denominamos “efecto cuarentena”, dado que esta variable captura fundamentalmente los movimientos irregulares inmediatos y directos de la actividad económica. Éstos resultan aptos para aproximar las variaciones mensuales en la actividad debidas a cambios en la administración de las restricciones. No obstante, debe tenerse en cuenta que estas estimaciones no contemplan los efectos indirectos de la cuarentena sobre la actividad económica que probablemente se manifiesten en el mediano y largo plazo, tales como la reconfiguración de las relaciones productivas entre los distintos sectores y cambios en la escala de éstos.

En los meses de abril y mayo, las caídas mensuales de la actividad económica atribuibles al efecto cuarentena resultaron generalizadas en los sectores económicos locales. En abril, la mayor contracción mensual se observó en el sector de la Construcción (-4,8%), seguido por Industria (-2,4%), Comercio (-0,9%) y Servicios privados (-0,8%). En mayo, las caídas mensuales se profundizaron en Comercio y Servicios (-3,1% y -4,2% m.m., respectivamente) producto del endurecimiento de las restricciones que afectó en gran medida al desarrollo de las actividades dentro de estos sectores (restricciones en los horarios de atención, aforos y limitaciones en la movilidad de las personas, entre otros), mientras que Industria y Construcción recortaron levemente sus caídas (-2,0% y -3,8%, respectivamente).

Al comparar con los anteriores periodos de confinamiento estricto a nivel local, el efecto cuarentena de este año se asemeja más a lo observado en septiembre del año pasado que a lo ocurrido entre finales de marzo y mayo de 2020. Al igual que en septiembre de 2020, en abril-mayo pasado se observa un efecto cuarentena menor que durante el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Aspo) debido a que, con la implementación de protocolos sanitarios y medidas más laxas, la mayoría de los sectores económicos continuaron en actividad. Incluso, el nivel de acatamiento de las restricciones de este año no fue igual que el registrado durante el Aspo.

En términos generales, se observa que los efectos negativos de la cuarentena en la facturación de los sectores económicos locales en los meses de abril y junio de 2021 fueron visiblemente inferiores a los registrados al inicio del confinamiento en 2020. La implementación de protocolos sanitarios, el mayor conocimiento con respecto al virus COVID-19, el avance de la campaña de vacunación y la flexibilización de las medidas de circulación coadyuvaron a reducir el costo económico de contener la segunda ola de contagios Covid-19. No obstante, el efecto negativo de la cuarentena puede presentar notorias diferencias entre las ramas de la actividad que no se observan a nivel sectorial. Por último, ante la posibilidad de nuevas olas de contagios, es de esperarse que el desarrollo de la actividad económica local se sostenga y que, de registrarse contracciones, estas no superen las variaciones mensuales de septiembre de 2020 ni las de abril-mayo de 2021. 

ACTIVIDAD POR SECTORES LIBRE DE RESTRICCIONES 

La facturación privada real de Rosario continúa recuperándose al expandirse interanualmente 13,9% en junio y 20,3% en el primer semestre del año. Si bien las estimaciones de actividad económica con datos de la facturación de las empresas no son estrictamente comparables con las cifras nacionales provistas por el Emae- Indec, se evidencia que a nivel local la recuperación pareciera ser superior a la registrada en el agregado nacional (10,8% a.a. en junio y 9,7% en el primer semestre del año).

Por otra parte, esta recuperación también muestra en la comparación mes a mes -libre de los efectos estacionales- un crecimiento de 3,8% en junio tras dos meses de caídas mensuales consecutivas (-1,5% en abril y - 2,9% en mayo). Teniendo en cuenta las restricciones de movilidad aplicadas en abril y mayo, es claro que los efectos negativos observados en dicho periodo se explicarían por el “efecto cuarentena”, prácticamente ausente en junio a partir de la flexibilización de las restricciones.

Sin embargo, los movimientos de la facturación en un horizonte temporal más amplio, captados por la tendencia ciclo, que ya evidenciaban un lento crecimiento desde principios de año, registran en junio un cambio de dirección al caer 0,2% mensual. Cabe aclarar que con la incorporación de nuevos datos de facturación la serie tendencia-ciclo se reajusta, por lo que podría registrar cambios respecto a las series presentadas en informes previos. Por ello, en este informe se observa que el cambio de dirección de la tendencia se produce en junio, mientras que en los anteriores se registraba en abril; no obstante, esto no modifica el comportamiento de la tendencia ya que solo retrasa la contracción ya evidenciada.

Análisis por sectores

Por sectores económicos,  la facturación muestra una recuperación interanual generalizada por cuarto mes consecutivo. Al igual que lo observado en los meses anteriores, Comercio e Industria recuperan sus niveles previos a la pandemia e incluso los superan, mientras que Servicios y Construcción aún continúan por debajo.

Comercio crece 8,3% interanual en junio, siendo este el octavo resultado positivo consecutivo. Esta variación se explica, en gran medida, por las ramas de “Comercio al por menor” y “Comercio al por mayor y en comisión” las que contribuyen en 3,3 y 3,2, respectivamente, al crecimiento interanual del sector. En niveles, el sector supera el valor pre pandemia al encontrarse 17,3% por encima de lo registrado en junio de 2019. La serie ajustada por estacionalidad crece 2,2% en junio tras las dos contracciones en los meses previos (-0,9% en abril y -3,1% en mayo). No obstante, el componente tendencia-ciclo que ya evidenciaba en los primeros meses del año una progresiva disminución del ritmo de crecimiento, muestra desde abril un amesetamiento. 

La facturación del sector Servicios privados se expande 14,9% interanual en junio de 2021, siendo el cuarto resultado positivo consecutivo. Tal variación se explica, principalmente, por “Intermediación financiera”, “Salud humana y servicios sociales” y “Actividades administrativas y servicios de apoyo” que contribuyen en 9,0 p.p., 3,2 p.p. y 2,3 p.p., respectivamente. Si bien el sector se encuentra en niveles por encima de lo registrado en junio de 2020, aun esta 5,8% por debajo del valor registrado en junio de 2019. El componente desestacionalizado, que se contrajo 3,3% en mayo, registra una considerable variación mensual de 6,7% en el sexto mes del año. Por su parte, la serie tendencia-ciclo continúa recuperándose por noveno mes consecutivo, pero a un ritmo menor. 

La Industria manufacturera crece 24,1% interanual en junio. La rama “Metales, productos de metal y maquinaria” continúa liderando en términos de incidencia al contribuir en 16,4 p.p. en la tasa de crecimiento del sector, seguida por “Petróleo, productos químicos, caucho y plásticos” que aporta 2,6 p.p. En niveles, el sector registra el valor más alto de los últimos seis años, ubicándose en cifras similares a las registradas en junio de 2015. La serie desestacionalizada muestra un aumento de 3,3% tras las dos caídas registradas en abril y mayo pasados. Sin embargo, la tendencia -que había comenzado a desacelerar su ritmo de crecimiento al principio de 2021- en junio continúa cayendo por tercer mes consecutivo.

Por último, Construcción evidencia un aumento interanual de 26,6% en el sexto mes del año. Esta variación se explica, principalmente, por el desempeño de “Construcción y terminación de edificios y sus partes” que contribuye en 16,7 p.p. y, en menor medida, por “Construcción e instalaciones de obra de ingeniería civil” con una incidencia de 4,5 p.p. El sector supera en 26,6% el nivel registrado en junio de 2020 pero aún se encuentra 30,8% por debajo del valor pre pandemia (junio de 2019). La serie ajustada por estacionalidad registra una recuperación mensual del 7,9% en junio tras la caída de 1,8% y 1,6% en abril y mayo. Por último, la tendencia-ciclo muestra un año de crecimiento mensual consecutivo y elevado, aunque se advierte una paulatina disminución en su tasa de variación en los últimos meses. 

Del análisis realizado se desprende que la actividad económica local en el segundo trimestre continúa recuperándose respecto al año anterior y en junio comienza a dejar atrás los efectos negativos de las restricciones por la segunda ola de contagios. Sin embargo, se observa que la tendencia de la facturación real privada comienza a perder impulso en el segundo trimestre del año e Industria continúa en terreno negativo por tercer mes consecutivo profundizando su caída progresivamente. Comercio, que ya venía perdiendo impulso desde principios de año, registra un estancamiento en el segundo trimestre, mientras que Servicios privados y Construcción continúan creciendo, pero pierden impulso desde principios de año. Este comportamiento de la tendencia sugiere cierta cautela en cuanto a la evolución de la actividad económica local en los próximos meses.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Lo que tenés que saber de Economía

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?