Técnicas para prevenir el estrés durante la época universitaria | Punto Biz
  • Dólar Banco Nación $194.5
  • Dólar Turista $390.28
  • Dólar Libre $378
  • Dólar MEP $356.21
  • Contado con liqui $364.01
  • Riesgo País 1795
  • Dólar Banco Nación $194.5
  • Dólar Turista $390.28
  • Dólar Libre $378
  • Dólar MEP $356.21
  • Contado con liqui $364.01
  • Riesgo País 1795

Actualidad

Consejos útiles

Técnicas para prevenir el estrés durante la época universitaria

Técnicas para prevenir el estrés durante la época universitaria

Por Redacción

Algunos alumnos lo pasan realmente mal durante los exámenes y hay que tratar de hacer lo posible para cambiarlo. 

La época universitaria es, sin duda alguna, la más dura de toda la vida estudiantil. Los exámenes cada vez son más duros, los temas más difíciles, los profesores menos activos y esto hace que todo sea mucho más estresante. Algunos alumnos lo pasan realmente mal durante los exámenes de la universidad y hay que tratar de hacer lo posible por hacer esta época lo más amena posible. En este artículo hablaremos de algunos consejos y técnicas que debes aplicar durante tu época universitaria para que se te haga mucho más llevadera. 

Cómo reducir el estrés universitario

Si te ves sometido a situaciones de estrés durante la universidad, no te preocupes, no eres el único. La universidad es una parte dura de la vida de cualquier persona, pero hay formas de que sea mucho más llevadera. Puedes leer un ensayo sobre el estrés para que veas los daños que puede causarte y lo importante que es eliminarlo de tu vida. Para hacerlo puedes aplicar cualquiera de los consejos que se mencionan a continuación (cuantos más mejor): 

- Hacer deporte: se ha demostrado que dedicar entre 45 minutos y 1 hora al día a hacer deporte es muy importante para reducir el estrés. El hecho de oxigenar nuestro cerebro con ejercicio al aire libre nos permitirá liberar estrés. Además, el ejercicio es bueno para la salud física, lo cual contribuirá también, directamente, a tener una mejor salud mental. 

- Sigue una rutina de estudio: si eres de los que estudia a última hora, cuando ve que el tiempo se le echa encima, es normal que te agobies y te acabes estresando. Estudiar es algo que debes de hacer a diario y siguiendo una rutina, como si estuvieras trabajando. De este modo lo normalizarás y harás que cada sesión no suponga un suplicio. Además, estudiar todos los días contribuirá a que saques mejores notas. 

- Pide ayuda si lo necesitas: muchas veces el temario puede no haber quedado claro o simplemente puedes encontrarte con un ejercicio que no sabes resolver. No debes de agobiarte por esto y debes conocerte y saber cuáles son tus límites. Pedir ayuda cuando la necesitas hará que se reduzca el estrés y que te agobies menos por cosas insignificantes. La primera vez puede dar vergüenza hacer una pregunta en clase, pero una vez quitado el miedo, te darás cuenta de la cantidad de ventajas que tiene hacer preguntas en clase cuando lo necesitas. 

- Dedica tiempo a relajarte: para estudiar de manera sana no todo es leer los apuntes. Debes de saber cuándo parar y dedicarte tiempo a ti mismo y a relajarte. La mente tiene un límite y estudiar de seguido durante 8 horas al día no tiene sentido, de hecho, es contraproducente. Cada persona tiene sus límites y debes de ser tú mismo el que analice los tuyos. Cuando los conozcas, podrás establecer un buen plan de estudios adaptado a tus necesidades. 

- Descansa: al igual que lo que hemos mencionado anteriormente con la relajación, es muy importante que descanses lo que corresponde. 8 horas de sueño son fundamentales para que tu cerebro se recupere y puedas afrontar la siguiente sesión de estudios con energía. Dejando todo para última hora y pasando noches estudiando sin dormir no avanzarás. De esta manera solo estás agotando poco a poco a tu cerebro y si lo mantienes durante un largo periodo de tiempo, acabarás rendido, estresado y probablemente poco preparado para el examen. 

- Estudiar no es divertido para casi cualquier persona, pero es una cosa que tienes que hacer si quieres labrarte un buen futuro profesional. Estos consejos pueden ser de gran ayuda para hacer los estudios menos tediosos y estresantes.

Conclusión

No eres único si la universidad te está llevando a situaciones de estrés. Hasta el más fuerte y listo lo ha pasado mal durante la época de exámenes finales. No abandones, trata de hacer todo lo posible para combatir el estrés y que este no afecte a tu rendimiento. Como has visto en el artículo, hay muchas cosas que puedes hacer y rutinas que puedes incorporar en tu día a día para que la etapa universitaria se te haga mucho más amena. No olvides que, por muchos consejos que apliques para prevenir el estrés, si no estudias no aprobarás los exámenes. Dedica tiempo a estudiar, prepara bien tus exámenes y verás como el estrés se reduce. 

BIO

Robert Griffith lo pasaba realmente mal durante los exámenes finales en su época universitaria. Todo cambió cuando empezó a incorporar el deporte en su rutina diaria. El hecho de tener su cerebro oxigenado, de separarse de los estudios durante una hora al día, hizo que le fuera mucho más sencillo llevar los exámenes. 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Actualidad

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?