• Dólar Banco Nación $908.50
  • Contado con liqui $1256.39
  • Dólar MEP $1230.60
  • Dólar Turista $1453.60
  • Dólar Libre $1275.00
  • Dólar Banco Nación $908.50
  • Contado con liqui $1256.39
  • Dólar MEP $1230.60
  • Dólar Turista $1453.60
  • Dólar Libre $1275.00

Política

Revista Punto biz

Pullaro calibra su avance sobre la Corte, que resiste su salida

Por Redacción

El gobernador busca cambiar las fichas del máximo tribunal provincial, pero choca con la resistencia.

El envión por la apabullante victoria electoral que lo convirtió en gobernador, convenció a Maximiliano Pullaro de que el cambio y las reformas que tenía en mente para el Estado santafesino, sobre todo en el área de Justicia, podría ser más amplio de lo que imaginaba. Incluso, hasta darle la posibilidad de avanzar en la renovación de los ministros de la Corte Suprema provincial. A primera vista enfrentarse a una Justicia blindada por el corporativismo es una tarea más que compleja, que requiere de una praxis política sin fisuras.

El gobernador radical se envalentonó después de obtener más de un millón de votos, la mayoría en la Cámara de diputados y en el Senado, donde reinó el peronismo durante las últimas tres décadas, y de alistar detrás de él a toda la alianza política aglutinada bajo el paraguas de Unidos. A días de su victoria el propio gobernador reconoció en una entrevista con LN+ que con la mayoría obtenida podría hacer reformas y transformaciones de raíz en la provincia. Sin mencionarlo, ya tenía en la mira al máximo tribunal. Pero de aquel primer impulso que prometía avanzar fuerte para renovar la Corte se pasó a un stand by sin fechas concretas que, de a poco, se entierra en el barro de la coyuntura política. “Está en agenda, pero sin plazos”, responden en el gobierno ante la consulta sobre el proceso de recambio tras cuatro meses de gestión y ninguna novedad en la materia. De hecho, según supo Punto biz, en diciembre, después de la asunción del gobernador y antes de la feria judicial, reinaba el nerviosismo en el cuarto piso de Tribunales en Rosario y en la Casa de Justicia en Santa Fe. “Hablar del tema en diciembre y enero era como hablarle de la soga al ahorcado. Ahora no se toca el tema, pero porque lo perciben desinflado”, sostuvo una fuente de roce espaciado con los cortesanos.

El aviso

Quizás aquel clima agitado respondía a que en la intimidad temían un avance sin medias tintas el 11 de diciembre y una sangría total. En realidad la idea inicial del gobierno era no dormir en los laureles, nunca mejor dicho, y avanzar con determinación con los cambios. Pero esto no significa enviarles a todos juntos el telegrama de despido, sino, en primer lugar, invitarlos mediante comunicación a que disfruten de las bondades de una jubilación. “Desde el día de la fecha cesa en sus funciones de ministro de la Corte Suprema de Santa Fe y podrá acogerse a la jubilación…”, podría ser una alternativa formal. La misiva podría terminar con un agradecimiento de parte del Estado santafesino por sus años en el servicio de Justicia. Fin
a la carrera judicial y a dedicarse a exponer en coloquios, a volver a la actividad privada o, simplemente, a cuidar nietos.

Sin embargo, esta posible invitación nunca fue bien recibida y se descontaba una resistencia corporativa, al menos de algunos jueces. Rafael Gutiérrez, uno de los ministros emblemáticos y de mayor peso político, fue quien más resistió a la idea de que lo desechen, por más que ya haya tramitado la jubilación. Lo que se juega es más que un finalización de la carrera judicial. Según se rumoreó en los pasillos tribunalicios, Gutiérrez habría ofrecido retirarse, pero que a cambio en su lugar asuma Jaquelina Balangione, quien además de haber sido Defensora General del Ministerio Público de la Acusación es la pareja del cortesano.

Siguiendo con el hilo narrativo, rechazaron esa propuesta y Gutiérrez se amotinó, incluso con algunos roces directos con el propio Pullaro. Mantiene con el gobernador un vínculo tirante desde cuando era ministro de seguridad del Frente Progresista y luego diputado. Los fundamentos Hay algo determinante: el Ejecutivo tiene razones jurídicas para pedir el recambio. Primero, podría alegar que no hay ningún jurista de peso –a excepción del ministro Daniel Erbetta con un gran conocimiento en materia penal–, tema clave para el gobernador. Un dato: el ministro ha votado en disidencia en varios fallos en los que se avaló cierto conservadurismo.

Si querés seguir leyendo la nota, suscribite a Punto biz.

Si sos suscriptor y queres ver la Edición completa clickea acá. Te solicitará tu usuario y clave.

undefined

 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Política

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?